jueves, 26 de febrero de 2009

Consejos de ligue más o menos seguro




consejos de mi experiencia de unos añitos ligando wachos:
 
siempre  si ligan un canijo ahi en el pericentro o en antros cercanos se corre el riesgo de que te metan un susto y  no presisamente el que uno quisiera.
 
siempre uds. escojan el hotel ,si se puede pidan un cuarto en el primer piso cerca del lobbye
 
usar sirmpe el mismo hotel para sus movidas te hace cliente y despues los mismos empleados del  hotel estan al pendiente de ti, mas si de  vez en cuando les das un regalito,en mi caso les llevo cafe de aca de cordoba de cuando en cuando.
 
negocien el precio con el wacho si es que lo hay, y dejen en claro que no habra mas porque no tienes, nunca lleves cosas ostentosas como un celular caro, joyeria,reloj bueno,  etc.
aunque mucha loca  ya los acostumbro a un 500ton, aun llegas  a llevartelos por 200 , 250 y bueno  las chelas o el tequilazo, ahi depende de como y cuanto te dejes sablear por ellos, si llevas mas lana, solo deja los 250 a la vista lo demas por ahi bien guardadito.
 
a veces es bueno llegar a conocer a los que manejan la chichifeada en esa zona ellos te consiguen un wey seguro, o te dicen con quien si y con quien no, con el tiempo tarde  o temprano los llegas a conocer, y ellos te presentan wachos seguros con los que ya tienen negocio.
 
 nunca esta de mas ir con un amigo al ligue, y que este vea muy bien con quien te vas a ir, alguien que te quiera atorar no se va a arriesgar a que lo reconozcan, siempre es bueno decirle a tu cuate delante del wacho y/o chakal en que hotel vas a estar, y hasta el numero de cuarto si ya lo tienes.
 
en mi opininon siempre es mejor gastar en un hotelin, que llevarte un wey a tu casa y que te dejen drogado, amarrado y con el depa vacio o peor .
ya cuando conozcas al chavo , ya  tengan varias cotorreadas y tengas confianza pues  entonces si ya  invitalo a tu house.
 
una opcion de ligue mas, no es siempre ligas claro!!,  pero te llevas wachos de verdad ya que los agarras uniformados por lo general, es ligar en las tiendas, waldos, sams,  wallmart , mas el ultimo, en la tienda le haces la paltica a uno y ya sabes depende de tu astucia convencerlo, y  saber que dia sale franco y si se va contigo de coto.


__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya - http://correo.yahoo.com.mx/

miércoles, 25 de febrero de 2009

Puta madre

Me quede picado con lo del amor chacal y es que ahora recuerdo uno que tuve. De hecho, puedo jurar que lo escribí, no creo que lo haya pasado por alto, pero en todo mi altero de letras, silabas y palabras porno, no lo logro hallar. Ya le dí al buscador las siguientes palabras y te doy el porque, hay sacas conclusiones
Albañil.- Porque estaba construyendo algo a la vuelta de la casa cuando estaba el auge de construir por mi casa y los de permisos del ayuntamiento se daban gusto clausurando obras
Peón.- Pos porque no era el maitro
Tapete.- Porque cuando regresé del trabajo, (y acompañado de mi vato) el chavo me dejó un tapete, el que más ilusión me ha hecho, era de grueso papel café y decía con todo amor  en preciosas verdes letras (ay que mamón eres vaKerito), dice que decía.... Tooolteeeecaa, uuuuuuuuh, jajajaja
Cemento.- pos porque ya sabes de que era el costalito convertido en precioso tapete a la puerta de mi casa
Ya se me armó.- no pos de esas sí me salieron como que bien munchas, jajajaja, pero esa vez se me iba a armar con mi viejo al ver el costal, que me dice oye y esto que hace aquí, y que le digo no pos es basura que se trajo los aigres de febrero (y yo que esperaba las flores de mayo pero no, me aguanté a lo macho y mi amargo dolor me lo callé)


__________________________________________________
Correo Yahoo!
Espacio para todos tus mensajes, antivirus y antispam ¡gratis!
Regístrate ya - http://correo.yahoo.com.mx/

Después de mucha güeva...

'Ora me tengo que desquitar de tanto que no he posteado
1.- El 24 es cumpleaños de un primo y fuimos mi vato y yo, no a una fiesta sino a una recepción, yo pensé que ya no se usaban pero la onda era canapes, música de Ray Coniff y todo el pedo, este primo de apellido Cordero es hijo de mi tía, claro, hermana de mi mamá...
Me dice mi vato
— Oye, y porque no fue tu papá?
— Ah, pos porque no se lleva bien con los Cordero ni quiere saber nada de ellos
— Y tu mamá? tampoco fue
— Ah, por el mismo motivo de mi papá
Viene luego una risa pues, pa'l que le entienda

2.- Anoche no dormí, bueno, ni una hora, iban y venían y pasaban las horas, salía y entraba del cuarto con tanta discreción como me era posible, no se si fue porque antes de dormirme me hice una puñeta y me comí mis mecos y como si fuera cafeína se me fue el sueño, completito

3.- Mmm, tenía un chingo de cosas pa comentar en plan de cotorreo, pero ya se me olvidó, ¿será la dura desvelada?

4.- Me estoy dejando el bigote, y traigo ganas de cortarmelo, como dice un amigo, como putito de La Condesa, es un bigote delgadito tupido, pero a según de mi definición, es de pachuco

5.- Ah sí, es que mi morro estaba mame y mame en el camino. Le pedí que me fuera a recoger mi mochila que olvide en casa de mi tía, en la recepción que te dije que fuimos. Esta mochila la tengo con dos osos, uno que venía en la mochila y otro que me regalaron en un bote de Kisses a sazón de mi cumpleaños (a sazón, no mames vaKero). Pero si traigo osos es porque me gustan los cabrones de este género. Comenta mi morro que mi hermana se lamentaba de que yo cargara con esa mochila, deduje que era porque me la "encontré" en mi casa y dice mi morro...
— No vaKero, es que es una mochila de puro marica, ya no infantil, sino de ilusionada quinceañera, pa puro jotito pues
Emputado y con veneno le dije
— Mira quien habla, el que se acaba de bajar del trailer con un farito sostenido por los labios pidiendo un café cargado en un restaurante de paso a bordo de carretera
Si eres de humor negro, posiblemente esto te halla divertido, la verdad es que yo lo gocé

6.- Como seguía ardido con el comentario, hoy en la comida me dice que le dolía mucho el brazo, porque se vacuno contra la hepatitis y tetano, que si le alcanzaba la'zucar
— Aguantese cabrón como los machos, ups, se me olvidaba, a ver mijo, pobre brazito, "there there there"
Que es algo así como "ya ya ya", "sana sana", pero en inglés como que tiene su gracia, lo vi en "The big (que no se me olvide lo del pastel, neto y lo del libro sub-chacal, es que ando trabajando y escribiendoles), ya, ya esta

7.- Pasa que el 14 jue mi cumpleaños, me lo festejó mi "funda" el viernes y el mero día de mi cumpleaños, el sábado, pos me vine a trabajar y paso, neta, de noche mi cumpleaños, ningún agarrón de verga, un arrepegón de camarón, nada, bueno. Pos el 24 también fue cumpleaños de un compañero de trabajo, del mismo departamento en las mismas funciones que yo. Ah, pos a él sí le llegó pastel de El Globo (si compran pasteles de ahí, mándenme sus tickets que quiero juntar el juego de té con $1,000 pesos acumulados en compras), cafecitos de la Cafetería Moka y eso sí, muchos abrazos, bueno hasta cámaras trajeron, yo la mía también, porque lo que sea, ta rebien el chavito. Gordito, casado, boxeador, moreno oscuro sin ser prieto, ojos verdes, bien pues. Y yo me quedé con la pregunta... ¿y mi pastel apa' ?. Pongo al Boxer por testigo, él me conoce feis tu feis: Que sea un morro estilo loca travestida que con el contacto con las personas contagie mi fascinación por la verga y los culos peludos, bueno, creo que no, digo, como pa que me hagan la ojetada de no acercarseme, pos no va. A mi morro se lo comenté sin demostrar que me dio algo de sentimiento y como que no la cacho, lo comprendo porque él me hizo un reventón a todos magueyales, al fin y al cabo, pos que más quiero, por mi vayan y... bueno, por mi esta bien

8.- A esos morros que les guste la lectura chacalera, estoy leyendo un libro, aclaro, no porno muy lejos de poder serlo. Es el modus vivendi de la gente más jodida, albañiles, vecindades, campesinos en el agro bravo y otros idos a la capital, restricciones económicas que golpean hasta el alimento, según dice el libro, una familia de las cinco que son estudiadas, el cabeza de familia tiene ligeras tendencias hacia los hombres de su mismo setso. Incluye en todo el libro, raras costumbres y particulares formas de hablar, así como nos gusta que los hombres nos hablen, hablo del libro...
Lewis, Oscar
ANTROPOLOGÍA DE LA POBREZA
Vigesima segunda reimpresión 2006
México
Fondo de Cultura Económica
302 páginas

lunes, 9 de febrero de 2009

Kien le pone título porque se me quemó el celebro

Gerardo jotito

— Juanita, mira nomas, ¿como te va?
Bien, hasta eso que bien Gera, oye, arréglame estas manos tan feas y
ponme uñas, pero poquito más cortas que las que me pusiste el mes pasado
— Ay mija, ¿no le gustaron a tu marido?
Y cosas parecidas, platicas similares eran las comunes en el salón de
belleza "Gerardo" que se las arreglaba como podía para atender cortes
y tintes y uñas que no le dejaba mucho dinero pero jalaban muchas
señoras y era ahí de donde se enteraba de sabrosos chismes
— Ay Yolanda la floja, hubieras llegado más temprano pero ya voy a cerrar
— No seas malito, alizame nomas el pelo que va a llegar mi novio
— Mañana Yolis, mañana querida y de mil amores
Es que Gerardo ya estaba cansado, los domingos también trabajaba y
aprovechaba los martes para cerrar temprano e irse al Caudillos a
hacer mil cosas, iba por una cerveza que no le alcanzaba pa más, a ver
si su vida sentimental daba un giro en los baños o si la tripa
apretaba pos venderse
Al llegar a casa era solo eso, llegar a casa e irse derechito al
cuarto a descansar un poco, a lo mejor saludar a mamá y esperar como
rata asustada la llegada del hermano mayor que a ese pendejo si le
festejaban su llegada, comida caliente y baño dispuesto, él si podía
fumar incluso junto con papá. No es que Gerardo le tuviera recelo a su
padre, pero pos ni lo voltiaba a ver, diario entretenido viendo el
partido en vivo, luego los comentarios, luego las reseñas, y luego la
repetición del partido en vivo y cerca de su hijo el mayor, el que no
daba vergüenzas.
Gera llegó a las cuatro de la tarde, descanso una media hora y metió
un plato seboso de alguna comida que aparecería una vez que se
calentara en el micro, de mientras calentó las tortillas y su mamá
entró a la cocina
— Ahorita te llevo la comida, ¿coca o seven?
— Lo que sea má' vengo bien harto
Se sentaron a platicar confundiendose entre madre e hijo y un par de
comadres para molestia del marido
— Apresúrate Gera porque el boiler ya esta y luego si no hay agua
caliente cuando tu hermano llegue, ya ves que a luego y rompe la
armonía de esta casa
Se fue a su cuarto y saco un pomito de jabón para tina de baño, aunque
no tenían, pos le hacía ilusión bañarse con tanta espuma de tan
poquito jabón. Con sus sandalias roídas su delgada y huesuda economía
corporal cruzo la sala y su padre nomas se giro un poco para no verlo.
En su cuarto, debajo de muchos pantalones saco un postizo de trasero y
en su cuerpo se unto crema de brillitos que saco del cuarto de la
hermana que también se la llevaba bien con ella. Un pantalón ajustado
y ya eran las nueve de la noche
— Ya me voy papá, vengo luego
— Sí hijo, que te vaya bien
Eso de la hipocresía les iba bien, al padre, le valía un pito a dónde iba.
Llegar al Caudillos y ver , la molestia de los
tres fulanos de la entrada. Gerardo era una de esas chiquillas que
pedían una cerveza y con esa se quedaban toda la noche. Habrase
encontrado con un par de amigos por aquí, otros allá, un agarrón rumbo
al baño y un reojo en los mijitorios.
Vio a un gringo viejo medio panzón y ahí se quedó, a cambio de unos
besos muuy húmedos logró un par de cervezas más, ¿asco? pos hasta eso
que no a lo mejor un poco por la barba crecida mal arreglada y canosa
que salía de unos cachetes gordos flácidos, pero que más da, hoy había
tenido suerte de tener más de una cerveza para la noche. De cuando en
cuando bailaba él sólo porque el fulano ya era grande y ni bailar
sabía, a esa masa deforme le bastaba verle su culo con mirada lasciva
y agarrárselo mientras con la otra mano se amasaba su pito para
complacencia egoísta de ese señor.
La noche cambió tan bruscamente como brusco intentó Gerardo sacarle la
billetera y el señor se dio cuenta. Haciéndole manita de puerco lo
llevó con los de seguridad y sacaron a Gerardo del bar, quedándose en
la esquina con un grupito de travestis que anunciaban su cuerpo a los
carros que iban pasando. La noche ya no fue tan buena aunque ya traía
cinco cervezas gorriadas aunque a costa de una amenaza de que si
volvía lo iban a trepar a la patrulla. Amenazas van y vienen, ya se lo
habían dicho pero nunca pasaba nada. La noche, la noche ya se había
jodido y era mejor ya irse.
Se encontró con un cliente de la putería que iba saliendo del
Caudillos y pasaba cerca de su casa, por la avenida más próxima a su
"cantera" y le dio un aventón a cambio de írsela mamando en el camino
¿Qué más da? si hablamos de "tocar fondo"… no, mejor no hablemos de
eso que le vaya a tocar la Ley de Morphy, cuando algo va mal, puedo
estar pior.
Cuando llegó a casa, ¿queee? la luz de la entrada estaba prendida, ah
bueno, se les ha de haber olvidado o mi hermano se fue de parranda y a
él si le dejan la luz prendida.
Gerardo:
La cena esta en el horno, apaga la luz cuando llegues
Ah chingado y yo que pedo si no pinto ni el agua de jamaica en esta
casa, bueno, la cena esta en el horno. Cuatro tacos de frijoles
doraditos y otro recado
— El chile esta en el refris —
No mames, pos quien se murió que andan tan raros. Cenó. Es decir ¡¡¡le
dejaron la cena!!! Si se hubiera cepillado los dientes se hubiera dado
cuenta que algo pasaba en su cuerpo pero así se fue a dormir. ¿Cuatro
de la mañana? posiblemente. Durmió


Gerardo, como has cambiado
—Gerardo, ya esta el desayuno
Pero si apenas son las cinco de la mañana. Prendió la luz del cuarto y
se restregó la mano en la cara y algo sintió, ya algo no estaba bien.
Se incorporó de la cama y algo cayo y se sostuvo en su entrepierna.
¿Qué se revisaría primero? ¿La lija de su cara o ese raro peso que le
colgaba? Pues ese raro peso fue su propia verga ya circuncidada, pero
era una verga pesada, grande y ahora erecta. Sintió un poco de
confusión que se desvaneció al ver su cara, era una barba tupida no
crecida
— ¿Te vas a bañar, hijo? era la voz de su padre
—Sí, ai voy
Fut, ¿esa era su voz? se había engrosado considerablemente, tanto como
su pene que erecto como estaba manaba una baba amarga sin cesar
Se metió a bañar, desayuno rápido y se vistió. Unos dickies, una
camisa y sus tenis-tanque blanco.
Al salir de su cuarto, ya vestido vio una persona en la sala, no lo
conocía pero no le dio importancia.
—Ya me voy papá
El padre de Gerardo le abrió la camisa y le hizo una cruz con sus
manos en el pecho. ¿Su pecho? el nombre de su padre y su madre tatuado
en tinta, en real tatuaje. Seguro siempre lo traía pero no se había
dado cuenta.
Sacando una moneda de 10 pesos para dos camiones se despidió de su mamá.
En este camión hay que portarse bien, se sube gente medianamente
conocida, ya llegando al centro, tomando el otro camión, que lo dejaba
en la serie de casas nuevas, pos ahí sí dio un arrepegón a una morrita
que iba saliendo de trabajar de alguna cantina y luego le pusieron una
axila en la mera cara, seguro era Axe Chocolate y Brut 33, ai una rara
mescolanza
Llegando a las casas vio a sus compañeros de siempre alrededor de la
señora de los tamales. Algún compa le invito uno y aprovechando, pos
agarro uno de los caros, un tamal de costillita y él pago dos atoles,
nuez para su amigo y para él uno de masa.
Empezar el día, ya eran las 3 de la tarde y ya había empastado los
muros de cinco casas. Era hábil para muchas cosas, nomas que para eso,
naiden le ganaba.
— ¿Te traigo una coca, Gera?
— Siruelas machin, ahí te va 20 varos, me trais unas donas y te
disparo lo que quieras

Gerardo, inicia tu mareo
En eso se oyó un grito seguido de un muro que se cayo en la casa de a lado
— Inge, corrale que este compita ya se nos desgració
Gerardo rápido tiro la yana, fue al cuarto de los arquitectos y agarró
las llaves de su camioneta, una Lobo negra y rápido se lo llevó a la
Cruz Roja, era el segundo accidente de trabajo en la obra que dirigía.
En la Cruz Roja le dijeron que como era accidente de trabajo tenían
que llevárselo al Seguro.
Se lo llevaron al Seguro y recibió un beep en el Nextel, que no era
muy importante el accidente pero la incapacida' (sic) llegó a nada
menos que cuatro días. El asunto resuelto.

Gerardo machin, ya no entiendo nada
Recibió otro beep, era del Boxer, que ya estaba arreglado el rescate
pero el secuestrado andaba muy inquieto, hablador y jodón. Se fue a la
casa de seguridad dónde estaba el señor este que ni voltió a ver
cuando salió a trabajar.
— Mira cabrón, ya ponte en paz, el dinero ya se lo dieron al Boxer,
pero si no te calmas ahorita, ahorita vas a valer vergas, ¿estamos?
— Sí oiga, pero ya me quiero ir de aquí, todo esta arreglado, estoy
seguro que el dinero ya se lo dieron
Dio la orden que lo durmieran profundo para ya entregar al idiota en
la barranca de Huentitán, cambiaron las placas de la camioneta,
confirmaron que ya estaba depositado el dinero y lo regaron en tres
cuentas desvinculadas y, como en un trabajo de tantos, dejaron al
señor aquel, atado de manos y boca, aún dormido con una pastilla de
clonazepam y huyeron. Dejaron tirada la camioneta y sí conservaron los
dos carros en el que, en uno de ellos se iba a cambiar de la Lobo
negra al Marquis que decidieron conservar. Por el nextel dio otra
orden, acostumbrado a hacerlo.
—Este nextel va a la basura, me recogen en el bar de Periférico y la
carretera a Saltillo, invito los tragos pa que no se me amargen mis
pendejo
—Entendido, , pero ahora quiero whisky,
ando medio nervioso, y de paso, pos ai le encargo un culito porfas
Avento el nextel y vio en la basura una hamburguesa en buen estado, y
unas tres papas cerca de ellas.
—A toda madre, ando bien perreado, desde hace tres días que no me
llevo a la boca algo decente, me la chingo y me voy al crucero pa ver
si saco dinero pa mojar la mona
Se encontró con sus amigos
—Kiobas Thor, ¿dónde anda el Xemehi?
—No se Gera, paso un carro bien chido y como que se lo llevó el vato,
ha de andar en un motel de por ahí
—Y que ¿sí andan dejando dinero?
—Poco, pero pa que veas que somos chidos contigo, ahí te va pa que
mojes tu mona y te dejamos tres semáforos pa ti solo, luego nos lo
turnamos ¿eh?
—Sobres, den chance de moniarme machin y ahorita le entro, ¿Quién
quiere un cacho de burger? me la acabo de encontrar y esta buena
Se la dio al vaKero que con fruición se la engulló. Se le abrió el
apetito y lo mitigo con un chorro de chemo que le dio el Thor.
Gerardo ya medio comido, bien moneado, vio la luz amarrilla del
semáforo, empezaba la oferta, eran tres semáforos para él y luego
tendría que compartirlo, en el primero saco un cigarro con agarrón de
pito, en el segundo una moneda de cinco pesos pero ya iban avanzando
los carros cuando uno de ellos le empujo con la defensa la cadera y
cayo de puras jetas sobre el pavimento, le dio mucho coraje y se
desquito en el tercer semáforo. Era un chevi al que se dirijió.
—Mochate con una moneda, ese
—Nel, no estés chingando
—No te estoy pidiendo gran cosa, no seas mamón
—Vete a la verga, pinche mugroso
Sintió como la adrenalina le adormeció los brazos, le mareó un poco la
cecera y desquitando su coraje, le aventó la botella al parabrisas con
fuerza
—Pinche agarrado, y pa si quieres échame a la patrulla, puto agarrado
Sí, fácil y con la chueca. Era el enésimo semáforo que ya no era de
él sino que ya se los iban a turnar y por una calle y por la otra le
llegó la policía
—Este fue oficial, me estrelló mi parabrisas
—No sea mamón compa, uste ya lo traiba jodido y me la quiere ensartar
a miguel, pos no
—No se preocupe señor, a este ya le habíamos echado el ojo.
Lo subieron a la camioneta de la metropolicía, directo a los separos,
llegó la mañana siguiente y como era enésima reincidencia, el
licenciado dictamino mejor llevarselo a La Grande, haya no dará más
problemas.
Iban los reos en la camioneta, varios callados, otros hasta
saludándose. Gerardo empezaba a recapacitar todas las vueltas que le
dio el destino, si la vida le hubiera dado la espalda con oportunidad
se la hubiera cogido, pero Gerardo era víctima de un torbellino de
emociones y cambios que cuando de verdad lo miró a lontananza, un
agujero se le hizo en el estomago herido de todos estos cambios que
era hasta ahora, y no antes, era sólo hasta ahora que paso por muchas
cosas en si apenas, uno o dos días, no, habrá sido un mes. No, no lo
se, preso de la confusión empezó a sudar frío y empezó a tener
arcadas, un vomito amarillo del que algún reo se ha de haber reído,
fue entonces cuando lo identifico su continuo compañero de celda en
los separos, el Boxer
—Ese Gera, calmese, haya en el "botiquín" hay comida de a gratis,
chemo, cigarros, ¿de que te preocupas?, ahora ¿porque te vas a
"guardar" un ratito?
—Boxer, amigo, no lo sé, no se quien soy, no se porque me encierran,
¿en que me he convertido?, ¿QUIÉN HIJOS DE LA CHINGADA SOY?
—Soy una inocente palomita blanca, aja, así dicen todos... pero ya alivianate que nos vamos a bajar de la limosina
Una rafaga de flashes iniciaron fuego sobre ellos, era la presentación de la película, de la cuál Gerardo era director y sobreponiendose a la nausea que le dio el temor de recorrer esa larga pelusera roja, paso por enmedio de los reporteros hasta la entrada donde se sintió un poco más seguro y aliviado a la fobia secreta por las multitudes. ¿El Boxer? se quedó atrás, a ese sí le gustaba la chorcha y se divertía gozando la fama dando firmas