domingo, 4 de enero de 2009

LA PALOMILLA todo

La palomilla (I)
— ¿Entonces que? nos vamos todos al aeropuerto, despedimos a Néstor y todos nos vamos vestidos de traje negro pa que se vea más cabrón mi "sabor de la semana"
— Ah no mames, pinche caloron que esta haciendo
— Sí, pa que nos veamos bien jefes
— Ah ta bueno pues, nos vemos aquí a las 5 de la tarde y nos chingamos una precopa
Y se dieron las cinco y ai vamos en chinga, yo en mi Jeep con el Néstor, y el Cachanilla manejando el Sable con el BuuRo de copiloto y el Richard atrás, pos digo, cada quien con su cada cuál y el Richard que anda de "Viva China Libre"
Nos estacionamos en la misma linea y ya nos juntamos, aja, todos de negro y mi Nestor, puta madre, que ya se me va, con su cachucha para atrás, lentes RayBan, camisa de cuadritos desabotonada y recién bañado, dice que nomas recibe una merca en Tijuana y ya se viene con el trailer...
— vaKero, ai te hablan, aista tu jefe en la fila de aeroméxico, pero pos como no nos traga...
— Uta madre, lo que menos quería, ni pedo, deja sacar algo bueno de esto
Me fui hacia la línea donde estaba mi papá
— ¿Algún día dejarás a esa bola de vagos? ¿Y ese baboso con cara de narco y con lentes dentro del aeropuerto quién es?
— Mira, el mismo día en que "extrañamente" dejes de viajar siempre a Monterrey cada tercer fin de semana del mes y regreses bien gastado y bien contento y ese wey es un amigo de Richard, pero pa que te digo si ni los conoces, bueno, tanto los conoces como yo se tus motivos de esos raros viajes que haces
— ¿Supongo que por eso voy a cooperar para la gasolina de tu Jeep?
— Digo jefe, tampoco lo vea así, pero es que voy a salir en la noche, no seas gacho
— ¡Cheque!
— No friegues pa´, es viernes, pasan de las cinco de la tarde, ¿dónde lo voy a cambiar?
— ¿Cheque?
— Va pues, pero no me lo vayas a dar de hule porfavor
— Ai tienes, cuídate mucho y no vayas a hacer una "chingadera", esos vagos no son buena cosa para tí
— Gracias

Lo deje que documentara sus cosas y me fui con mis amigos, los amigos del alma y pos mi matador que se me va
— ¿Y esa sonrisita? ya le tumbaste lana ¿verdad?
— Ay Cachanilla, tu no digas nada y la gallina es tuya... Néstor te debo el beso que tengo encima a mi papá viendonos y no quiero que se las huela que nos gusta la macana
Madres cabrón, pinche besotote de lenguetazo en la mejilla y todos cagados de risa, a mi me vale madre, pero no me vale "padres", pero bueno, él andaba firmando sabe que madres y la libre.
Los abrazos, las despedidas y la promesa de regresar el siguiente mes. Dijo que sabe que chingados de una mercancía y que hace tres días en llegar en el trailer y la chingada. De todos modos, gracias por las mentiras que me hiciste creer que eran verdaderas
Ai vamos de regreso a los carros. Quedamos en irnos todos al departamento que rentamos entre todos para luego irnos al bar.
— Que pasó mi vaKero, lo veo como con agüita en los ojos, saequemo-o
— Sí mi Richard, yo creo que ya no tengo más oportunidad con este wey, nomás me dejo bien ilusionado pero ha de ser más puto que la chingada.
Una lágrima castigo mi rostro y el Richard sólo callo y se puso a picarle a la música.
Timbra mi celular, no sabía quien era, no vide el identificador de llamadas porque tenía el manos libres con el bluetoth que se oye en el stereo
— vaKero, deja de llorarle, deja de manejar como jodida anciana, y deja el cheque en la casa, que nobody te lo va a cambiar
— BuuRo, dile a tu marido que no este chingando, que ando de malas
Era el Cachanilla, a un lado de mí, en su Sable al parejo de mi Jeep, me tiro carrilla y le piso a madres, el Richard bien callado, tampoco dijo nada, solo se sonrío para si mismo y buscó alguna canción.
En algún momento me rebasaron el Cachanilla con el BuuRito, pero ni supe.
Cuando llegamos el Richard y yo, los demás ya habían llegado, tuve que dejar el Jeep afuera, me toco la de malas, con eso de que manejo como "jodida viejita", ps aquí la pague.
El Cachanilla se estaba desvistiendo con el Sketchers y el BuuRo ya estaba bañandose
— De cuando aca tan persinados ¿eh pendejos?
Nos encueramos y todos nos metimos a la regadera, musica, pisto, cigarros por ahí por alla y entre tanto cotorreo ya sanaba mi herido corazón. Es lo chido de estar todos entre compas chingones
Nos fuimos a los cuartos de cada quien y nos cambiamos, quedamos de que el Sable del Cachanilla se iban a ir el BuuRo y el Richard y pos yo de a sólo rumiando la partida de aquél wey
Jaja, con el Sable del Cachanilla, rapidito entramos a cualquier bar que se nos pegue la gana, es que se ve bien de narco.
Sí, efectivamente llegamos a "Gerardo´s", un bar bien de cache, ai conocen bien al Cachanilla, deje mi Jeep estacionado a dos cuadras y me metí al Sable. El Richard me pasó una linea blanca blanca antes de meternos al bar, los ojos nomas nos brillaban como gatos, jajaja, a todos.
La fila estaba hasta la madre, como que estaban repartiendo tortibonos, pero no importa, nomas llega este wey y luego luego le abren la puerta. Sí, previa rechifla de los envidiosos y que el door-man ya ubicó y esos cabrones no entran.
— Pedí martinis para todos, a ver si no se les enchueca el hocico eh cabrones
Pues sí, cuando llegamos, nos fuimos a la mesa y luego luego se movieron los meseros y dos de ellos nos trajeron los martinis para todos, con esa madre me pongo bien pedo pero si era el gusto del Sketchers, pos bueno, ¿como decir que no?
Así nos hemos acostumbrado, a vivir de puro bueno, y es que digo, sin cabrones que mantener y nomas el puro vicio pa los fines de semana. El Richard le metió un billete de a 100 varos a uno de los meseros adentro de los calzones y con eso asegurabamos bebidas en chinga, con poco hielo, bien frías, bien cargadas y alguna cosa más.
Como a eso de la una, empezaron a salir los strippers, puta madre bien buenos los pendejos, salió uno de bigote que yo sabría que le hubiera gustado al Néstor, ahora ya tengo que recordarlo como siempre, un miembro de la palomilla, si es que quiere seguir con nosotros de compas, que a todos dejo menos a estos compas, digo.
Uno de esos cabrones se nos acercó, haciendo su chamba y su luchita, pues se clavó con el Richard que yo creo que el mesero le dijo que "ese cabrón era el que más lana traía" y le metió otro billetito de a 2oo varos, luego de que el stripper se dio unos sentones, el Richard se lo aventó al Sketchers y le metió una caldeada de la chingada.
Luego le llegó un cabrón al BuuRo, que no quiso nada, se lo aventó al Cachas y ninguno quizo, bien raros que nos estabamos poniendo.
Luego llegó el bigotón y yo ya estaba bien pedo, pensaba mucho en mi Néstor que ya se me había ido y no quise nada, le deje un billete de 20 varos pa ver si comprendía que no quería nada y me fui al baño, me puse un toque, le jale el hilito al papalote y me regresé a la mesa.
Ya nos la habían extendido a tres mesas porque estos cabrones agandallaron a todos los strippers, ai los tenían todos sudados y todos encuerados, ni les dieron chance de irse a cambiar.
Cuando llegue, vi que todo estaba arreglado entre ellos, mejor me voy, yo ya no quepo aquí.
Le hablé por mi celular al BuuRo, que (lo siento) estaba bien acaramelado con su vato (ai disculpa compa Cachanilla, pero era urgente, yo ya me quería ir)
— BuuRito, ai nos vemos, ai te dejo un varo por la cuenta ¿eh?
— Nel vaKero, ya vi que tu jefe te dio un cheque y te vas a quedar de a brujas el fin de semana
— No te aguites, sí tengo lana, nomas me lo vacuné pa que no diga que no soy su hijo, jeje
— inche vaKero, ai te ves pues, no vayas a subir cabrones
Soy medio maleta pa desvelarme, estos cabrones si son de carrera larga. Los strippers que tenían el Sketchers y el Richard sí eran pa caldo, estaban otros dos, eran para el Cachanilla y el BuuRo pero esos son otro pedo, se respetan hasta la madre y nomas estaban invitandoles algo pa pasar el rato y que a todos los demás se les cayera la baba y no dejarles ni uno pa compadre
Me fui dos calles abajo y ai estaban los pinches cuidacarros, franeleros de mierda, no hacen ni madres y ya quieren su varo, le dí un billete de a 50 y ni lo voltié a ver.
Ai iba oyendo alguna cosa en el DVD y en eso, ai cerca de la Minerva me encontré con un limpiavidrios, uno de tantos, en chinga le pité.
— No cabrón, sacate a la verga, no quiero nada
— Perese jefe, ahorita le queda chido
Moreno, chaparrito, con un reciente chingadazo en la cara. Algo raro, estaba gordito, con un pantalón tumbado y otro encima de mezclilla pa limpiar su madre esa, un cacho de llanta con el que limpian los vidrios. Mirada dura pero dulce... ah que, nada, que se vaya a la chingada. Antes de que diera el siga le avance, no le aceleré mucho pero el wey se destantió y se cayo, jajaja, que culero soy.
Avance y en eso empezó la rola

Es mi orgullo haber nacido
en el barrio mas humilde
alejado del bullicio
de la falsa sociedad

Yo no tuve la desgracia
de no ser hijo del pueblo
yo me cuento entre la gente
que no tiene falsedad

Mi destino es muy parejo
yo lo quiero como venga
soportando una tristeza
o detrás de una ilusión

Yo no se de dónde jijos de la jijurria una voz, mientras veia el video en mi pantalla del carro, me empezó a hablar...
vaKero, eres una mierda con patas, ¿que no te acuerdas que tu también anduviste jodido alguna vez? ¿de que te sirve tanta pendejada, tanto lujo si así tratas a la gente? Recuerda nada más como trata a todos el Néstor, te aseguro que se arrepentiría de conocerte...
Pos andando y miando pa no hacer charco, no se que fuerza y poderío me hizo darme la vuelta.
Ahí estaba, en la misma esquina, ya había dado el alto y no se paro pa seguir chambiando.
Doble hacia la izquierda y me quede en la esquina, entre calle y avenida, me baje del Jeep y me fui hacia él. Con mi paquete de cigarros, un encendedor ps ai dos tres, un paquetito de la buena y con toda la disposición de cambiar.
— Oye compa, discúlpame por favor, no era mi intención, ¿cómo te llamas?...


La palomilla (II)
-y bien que te ha cambiado la money cabrón, ya ni te acuerdas de los pobres... que no siempre fui así es cierto pero cuando te conocí tu estabas mas jodido de lo que yo estoy ahora
-no mames! -con mirada de sorpresa pudo al instante reconocerlo entre la mugre y los restos del limpiavidrios en la cara y la ropa. ¿Gio? pero... wey!

y me lanzé a darle un abrazo chido pero me empujó

-ora si abrazitos y la madre no hijo de la verga? pero a luego cuando me agarraron los federales..
-de los federales pensamos que todos habíamos escapado pero no hay pedo ya se les "silenció"
-si no fuera por tu pinche viejo...
-mi apá? ay no mames si le caias de la verga
-pues no wey, a luego me vine a enterar que era yo el que mejor le caia de la banda y ps pa luego cuando se enteró del desmadre en la tv me mandó sacar pero me tuve que desaparecer todo un año y se me fregó la vida. ai estuve en Monterrey un tiempo haciendola de todo y cada que tu apá podía ps pasaba y me llevaba al desmadre... tu apá sabe que eres jotito wey y me quería pa pariente pero le dije que nel, que yo nomas no, contigo ni puta madre

yo la verdad no me la creía y me quedé viendolo por un instante, aquella mirada... dejaba entrever al gio que conocí unos años atrás, casi no quedaba nada de él

-quieres una linea? pa que te animes
-no digas mamadas -de un manotazo me tiró la bolsita- me quieres joder mas o que? nomas eso faltaba pendejo
-pero que puta madre te pasa? eres de mis mejores..
-ERA! PINCHE PUTO... me abandonaste, de tanto llorar se me secaron las lágrimas. Sé que conociste al Nestor porque yo lo conocía de antes... y se que tampoco me buscaste mucho cuando desaparecí... y sé quienes todavía me buscan. No se porqué puta madre me regresé de Monterrey... tengo apenas 2 semanas aquí, la neta ya me había fastidiado de estar escondido jodido y me vine sin nada,ni dinero ni papeles, no quería ayuda de tu apá... creo que hoy debía estar llegando a Monterrey... seguro se espanta de no encontrarme pero le dejé recado... segurito se emputa

encendí un cigarro, bocanada humo al aire... uno mas y dos mientras escuchaba todo lo que el gio decía... casi no queda nada de él, y de la nada me le aventé con pinche abrazote y pa luego las lágrimas que todavía andaba con lo del nestor atravesado, gio no me rechazó pero tampoco me abrazó

-tengo hambre, invitame una sopa nissin o algo no? que desde ayer que no como nada, nomas a pura coca cola me la he pasado
-no mames! como una sopa nissin? vente pal house
-nel nel... seguro traes visita... mejor aqui en el seven
-ni puta madre amos aqui cerca a un puesto de tamales que total todavía alcanzamos
-orale pues amos pero ya no me abrazes

me iba ya pal carro y cuando veo que se queda parado

-subete pues
-pinche carrito... si que has mejorado putín
-ya no seas mamón y subete chaparrín
-has de estar bien alto hijo de la chingada-dijo mientras subía

la tamalera todavía estaba, nomas que ya atole no había

-no hay pedo, como sea, total traigo harta hambre-le dije a la doña- aparte este wey le va a pagar los que le debo de antier
-ay mijo, no hay porqué, me ayudaste con esos cholos que me querían robar
-no doñita, ps es su jale, orita le paga este intento de fresón, que su apá tiene un chingo de lana y 5 tamales no es nada

yo no decía nada, nomas lo veía comer y a platica con la tamalera y la doña le contaba no se que mientras el gio se sonreía... a momentos aquel brillo escondido aparecía en sus ojos y la sonrisa parecía como la de antes con ese bigote raro esa barba sin rasurar toda descuidada

-uste señito no quiere un tamal? -me dijo la tamalera
-no doñita-le dije- yo vengo ya comido. apurale pa ir a ver a los compas gio, seguro querran verte
-que compas? yo ya no tengo, ando solo
-no mames, no creo que te hayas olvidado de la palomilla: el skecherds, el richard, burro, cachanilla...
-ya ya ya wey, si me acuerdo de esos cabrones, paga pues y vamonos

pagué a la doña mientras gio me obligaba a dejarle propina y nos lanzamos, no pude evitar mirarlo de reojo

-que? te da verguenza que llegue vestido así?
-no wey, a mi me vale madres, asi tumbado te ves bien, que te pasó en la cara?
-los cholos wey, los cholos que todavía me buscan por lo de la tamalera
-ah ps tu nomas dices y les damos en la madre
-nel wey, es bisne mio, yo se que pex

después buscamos lugar pa estacionar pero los pinches franeleros

-perate wey, yo conozco a ese bato, el nieves deja que me vea y nos deja estacionar sin pex ¡nieves! putín
-que pedo inche chaparrin, y ora? no que ya no le ibas a hacer de mayate? agarraste buen carro cabrón
-ya no mames, es compa no cliente ai lo vamos a dejar aqui
-sobres, ai luego se mocha
-si no hay pex

de ahi pal bar, obvio no querían dejar pasar al gio por como iba vestido pero amenazé con hablarle a un amigo de mi apá -nomas pa eso sirve ese cabrón- y con ojos de mataputos nos dejaron pasar

los vi de lejos, skechers y richard con unos inches putos strippers y burro y cacha en el romance

-eh cabrones!!! miren quien está aquí-les grité tan fuerte que por sobre la música se escuchó en todo el bar-

miraron pero no reconocieron, nos acercamos, gio estaba serio, entonces skechers casi tiró al piso al stripper y se fue sobre el gio

-chaparrito!!!!!!!!!!! cabrón!!! donde has estado??-decía soltando lágrima

richard en chinga luego de eso cayó en la cuenta y así los demás, en bola sobre el gio, todos preguntando donde he andado, burro luego luego

-eh mesero! traete en chinga un cubetazo de indio, que es la favorita de mi compa
-andele pues burro, usted si sabe- dijo gio
-mijo! que gusto verlo- decía richard con los ojos brillosos
-ah ni pregunte el chiste es que aquí ando pues

y pa luego en la mesa el cubetazo y la plática pa ponerse al tanto de todo hasta que nos estaban sacando a todos del bar

-vente pal depa chaparrito-le dijo el cacha al gio
-no wey, ya mi lugar esta en la calle, mi bro me ha de estar esperando
-como que tu bro?
-si, un perro callejero que se me pegó a luego luego y duerme allá conmigo
-no wey no mames, no vas a la calle, amos al depa-insistió el cacha

a webo que nos lo llevamos al depa, chupamos un poco mas y luego de un rato nos fuimos quedando dormidos de uno a uno, yo junto a la ventana... hasta que derepente el sol me daba mero en la cara, el estereo todavía tocaba a Lupillo, botellas de cerveza, colillas de cigarro por todos lados...

todos dormían... pero gio no estaba... y tampoco mi cartera ni las llaves del jeep... PUTA MADRE!


La Palomilla (III)
Salí del cuarto y el pinche departamento "patas pa´rriba", solté un grito de rabia
— Pinche Gio, que te lleve mucho la verga desgraciado
Todos en joda se despertaron, salieron y vieron todo el desastre que hizo este imbécil, les informé que "nuestro" amiguito del alma además me dejó limpio sin cartera y sin jeep. Me dice el Richard
— No mames vaKero, no puede ser él
— No buey, entonces ¿quien más? si ya esta bien maleado, no es el compa de antes
—Y tu ¿porque no hablas Cachanilla? le dijo el Richard
— Es que esta muy cabrón, por más pasados que hubieramos estado, no oimos nada
Yo ya encabronado les dije
— Esto limpio no puede quedar, tenemos que ir a poner una demanda, vamonos en tu carro Cachanilla
— No, esperate, tenemos que ver que tanto desapareció
— ¿Desaparecio, baboso? que no ves que nos robaron
No se que traería en mente pero me vio mal, era el único que estaba actuando raro, frío y calculador, calculando cualquier movimiento.
De repente timbró el teléfono, en el identificador de llamadas decía algo así como 664 sabe qué, no era de aquí, era larga distancia pero se corto la llamada.
Empecé a buscar, arreglar, mover pa saber con que iba a demandar el robo.
El Cachanilla se metió a la cocina y escuche que empezó a hacer el desayuno y el BuuRo le estaba ayudando.
Volvió a timbrar el teléfono una vez y volvío a marcar 664 sabe qué, otro número distinto pero no alcanzaba a contestar.
Marque a esos números y eran teléfonos públicos.
El BuuRo y el Cachanilla, y peor aún, el Skechers se metieron a la cocina a tragar y a mi... que me coman los diablos, ´ora ya ni compas, chale. Trate de calmarme, digo, crudos amanecieron y no todos responden como yo quisiera.
Oigo que timbra el celular del Cachanilla pero como que no alcanzó a contestar, yo oí que primero dejó caer el plato y así en calzones se fue en chinga hacia abajo, pero salió hecho la chingada, con la cara desencajada, el BuuRo sacó su respirador y el Richard con el Skechers salieron con las quesadillas en la mano
— ¿Que pasó? pregunté
Por la ventana vimos que el Cachanilla agarraba un papel del cristal quebrado de su carro de narco y una gorra de entre los pedazos
— No sé , timbró el celular y algo le dijeron al Cacha y ya viste que tiro el plato, y luego
No hubo "luego". Entro el Cachanilla y se me dejó venir contra mí. Recuerdo que me tiro hacia atrás y me destantió una silla que estaba tirada y me empezó a patiar y me gritaba mil pendejadas
— Aprende pinche vaKero de una vez, el Gio es leña, en la que te mestiste hijo de la chingada, si algo le pasa te va a tragar los arrepentimientos de todo lo que dijiste
Y dando y dando pajarito volando, me atizaba y luego se hinco y me puso como tres cachetadas hasta que no se a quien se le ocurrió agarrarlo, yo creo que entre dos porque el pendejo esta más gandalla, yo creo que me agarro de su pendejo, como sabe que ni las manos iba a meter por eso me tundió.
Ya me lo habían quitado y el BuuRo tenía un papel hecho bolas en la mano y ví como se puso igualito que el color del papel, moreno que esta se puso todo amarillo, luego el Richard vio el papel y nomas se paso las manos por entre sus rizos, y algo bien raro... pateo la cachucha de Nestor pero ¿que chingados hacia esa cachucha y porque con esa actitud?
Ya pa esto el Cachanilla estaba agarrandose la cabeza todo desesperado sin el más mínimo arrepentimiento de haberme dado en toda mi pinche madre el pendejo, le empecé a agarrar coraje pero todo esto ya estaba muy confundido.
Con la voz entrecortada el Cachanilla dijo a no se quien de todos:
— Enseñenle el papel pa que ora si se cague pa dentro
Todos con la cara desencajada, ya todos nerviosos, yo que quería partirle la madre al Cachanilla por gandalla fue el BuuRo quien me dio el papel arrugado
Muy bien, ahora sí todos parejos, yo que faltaba me puse igual que todos. De repente todo me empezó a dar vueltas, me dio una nausea muy fuerte y empecé a vomitar verde con muchos esfuerzos, el sudor frío me envolvió y mi cuerpo empezó a temblar. Me fui como pinche vibora, reptando por entre la alfombra hacia los pies de mi amigo, el Cachanilla, me abraze de sus piernas fuerte y solo solté un grito de un hilo, fuerte como un huracán y sentí como sus brazos se iban a mi espalda desnuda, me subía hacia él haciendome parar y me refugie en su pecho y luego todos se unieron tristes y temblorosos haciendose éste un solo abrazo.
El teléfono timbró de nuevo con clave lada de Monterrey pero nadie contestó, el cel cayó al piso de tanto vibrar, pero nosotros estabamos fundidos, mientras el papel arrugado con la cachucha de Nestor quedaba en la mesa con el vidrio quebrado y era como si el papel atestiguara la fortaleza de nuestra inquebrantable amistad
"500mil pesos pa que vuelvan a ver a su prietito amigo"
N


La Palomilla (IV)
ahí tirado en el piso chillando a mares pude ver debajo del sofá mi celular moviendose, por la vibración de una llamada, con lágrimas y todo me acerqué, y lo saqué de ahí, era mi apá... contesté

-vakero, tengo que hablar contigo
-secuestraron a gio apá-dije y seguí llorando
-que mamadas dices????
-si apá, me lo topé, lo traje aqui con los compas al depa y ora en la mañana alguien dejó una nota en el carro del cacha
-va con firma "N"?
-... como sabes?- pregunté mientras me recorría un escalofrio la espalda
-me llegó un mensaje de texto de un número desconocido... me debiste haber hablado cuando viste a gio! yo sabía que andaban tras él, por eso lo ocultaba aunque nunca le dije, yo esperaba que no lo encontraran
-porque nunca me dijiste nada?? PORQUE?
-debía ser así, sino lo hubieran encontrado
-QUIEN?
-enemigos míos... una vez hice un trato, salió mal el asunto... gio... nunca te dije... me cachó un bisne, me metí en un pedote vakero, gio me hechó la mano, no puedo contarte más... pero los federales llegaron por mi culpa... metí la pata... era él o eras tú... tuve que escoger...
-pero... no entiendo...
-perdoname, tuve que escoger... mejor luego te hablo-me dijo con la voz quebrándosele y colgó

la palomilla todavía no se recuperaba del asunto, y no sabíamos que hacer. marqué a nestor

-que pedo vakero-dijo como si nada
-DIME PINCHE PUTO QUE TU NO TIENES NADA QUE VER EN ESTO
-en que vakerito? de que me hablas?
-NO JUEGUES CONMIGO PUTO
-ja si de juegos se trata, llevo las de ganar putito, y empiezale a juntar la lana en un rato te marco pa que sepas cuando y donde y no marques a este cel, que ora mismo voy a tirar el chip, y no juegue conmigo, ya le dije, llevo las de ganar y por el gio no se preocupe, a menos que no consiga la lana jejeje, mientras mis compas me lo estan tratando bien, ya se me había olvidado lo apretadito de su culo

nestor colgó

-HIJO DE SU REPUTISIMA MADRE NESTOR DE MIERDA OJALA SE PUDRA EN EL INFIERNO
-nos engañó, nos vio la cara a todos-dijo richard con los ojos ocultos tras los rizos mientras perdía la mirada en el suelo
-pobrecillo de mi chaparrito...-el skechers se soltó a llorar de nuevo

burro y cacha nomas no sabían que hacer o decir, cuando el cel del burro comenzó a sonar

-cuidadito con ir a la poli weyes, aunque creo que no tengo que decirselos verdad
-pinche nestor hijo de la chingada-dijo burro apretando los dientes
-jajaja que pasó con ese lenguaje burrito? que no se acuerda que al principio usted quería conmigo?
-pues para mi buena fortuna eso no pasó PENDEJO
-lastima pues, le hubiera dado una buena cogida
-VENGASE ACÁ PUTO PA PARTIRLE LA MADRE
-tendrás tu chance burrito, tu vas a hacer la entrega...
-QUE?
-mañana, media noche, plaza tapatía junto al monumento a Hidalgo, solo y llega en taxi... y no se preocupe, que los estamos vigilando, por cierto, esta chido su boxer azul burrito y la playera de las chivas que trae el skechers-dijo pa luego reirse y colgar

burro se miró a si mismo y fue hacia la ventana buscando por todos lados

-nos está vigilando el puto, sabe como ando vestido y como anda el skechers
-pero pudieron verlo cuando vinieron-dijo vakero
-yo andaba a pelo, ni modos que vieran el futuro pa saber que boxer me iba a poner
-no ps...
-me dijo que mañana a media noche en plaza tapatía junto al monumento a hidalgo, que yo lleve la lana solo y que vaya en taxi... se me hace que me van a vigilar todo el camino...
-la lana no es bronca-dijo cacha- pero esto no me huele nada bien, ese wey sabe que podía pedir eso y mas... algo como que no encaja...

sonó mi cel de nuevo, mi apá

-vakero, llego hoy en la noche, ya hablé con el gerente del banco, la lana va a estar lista pero vakero se me hace que es una trampa
-el cacha igual piensa que hay gato encerrado apá, ya sabemos que fue nestor
-es el que despediste en el aeropuerto? de lejos lo vi y se me hizo conocido... ora que lo dices, creo es uno de los achichincles del bato del bisne en el que me ayudó el gio...
-no me vas a decir de que se trataba?
-no vakero no puedo...
-apá...
-lo siento, te veo en la noche en la casa-colgó

no había de otra teníamos que esperar hasta el otro día, mientras nomas andabamos de un lado pa otro del depa, quisimos ver la tv pero nomas no le agarrabamos a nada, luego el cel del burro sonó de nuevo. mensaje de texto. una dirección de youtube. fui al cuarto a sacar la lap que tenía guardada que usaba antes de comprar la nueva. desesperados por la lentitud le mentabamos la madre a la lap, luego entramos al youtube, puse la liga que nos pasaron

una voz distorsionada: "pa que vean que es en serio"

un video como de celular empezó, el gio, vendado, con las ropas que traía la noche anterior, en lo que parecía un cuarto sin ventanas, nomas una lámpara alumbraba "hablale a tu palomilla" decía una voz, gio no hablaba "HABLA PENDEJO", gio seguía sin hablar, entonces una patada en el estomago que nos dolió como si la hubieran dado a nosotros, gio escupió sangre "HABLA", gio tosiendo nomas alcanzó a decir en voz baja "vete a la verga" entonces le jalaron la cara hacia atrás y la voz de nuevo "ya saben, solo el burro, ya saben donde y a que hora cabrones, la vida de este pendejo va de por medio, no es broma, y pa que no les quede duda" luego entraron a foco dos encapuchados, el video tenía mucho movimiento, pudimos ver a gio amarrado de las manos por atrás, hincado al piso, uno de los batos sacó una tijera grande... el video afoco la tijera y la mano y luego la cara de gio, un segundo después gio soltó un grito desgarrador y el video terminó. el grito nos dejó la piel de gallina a todos, richard no podía creerlo, skechers lo sostuvo pues estuvo a punto de caer, entonces sonó el timbre, el miedo nos invadía y nos quedamos paralizados.

cacha fue para abrir la puerta. pasaron varios segundos y no regresó. entonces todos fuimos, cacha estaba parado ahí en la puerta, con una cajita de cartón, envuelta como regalo, con moño y todo. nos miramos unos a otros, despúes de unos segundos me armé de valor y la abrí...

era un dedo.


La Palomilla (V)
Lento, caminando con odio y con mucha delicadeza se dirigió hacia el congelador y metió eso, esa pieza, esa parte que no pudimos ver en el video.
Con todo el odio, en un grito de rabia que los vecinos bien pudieron haber oido vimos como los hinchados pectorales del Cachanilla se fueron inflamando, el cuello empezó a marcarse hasta verse los huesos y de un jalón grito:
— Te va a cargar la...
Todos corrimos hacia él, asustados y a taparle la boca. El celular que seguía era el del Sketchers y que de inmediato timbro y lo puso en altavoz
— ¿Quien dices que me va a cargar? A ver pinche putito diles que ya empiezas a suplicar
—...
— Orale hijo de la chingada
Lo sabíamos, estaban golpeando a mi Gio, nuestro Gio lastimado y de lejos con voz casi de susurro lo oimos
— Ya cabrones, por favor, ya parenle
Y se cerró la llamada
Fui corriendo hacia el bar y saque una botella de Chivas y le di un trago que me quemó la garganta y la piel porque el BuuRo me la arrebató para sí mismo y el Richard se le pegó a la botella como dandose un beso desesperados por tener un trago de alcohol. Luego llegó con toda la humanidad que tiene el Cachanilla y al arrebatarla en ese mismo instante la aventó a la pared quebrandola
— Hijos de la chingada, no piensan en más cosa que el alcohol, nos tenemos que poner a vengar la sangre del hermano
Mi papá me hablo, que consiguió un vuelo de inmediato y que llegaba al aeropuerto a las 4 de la tarde por el área de primera clase. El BuuRo agarró la palabra
— vaKero, lo siento mucho, pero ahora le va a tocar la gacha a tu padre, él te dijo que ya esta listo el billete y tu se lo vas a sacar, y también yo lo voy a entregar pero esto ya no se arregla con las autoridades, ve a recoger a tu padre al aeropuerto y una vez que tengas el dinero tu papá ya no va a saber nada de nada, el Sketchers se va a encargar de encerrarlo pa que no se empuerque las manos y nosotros nos las vamos a arreglar con la Ley de la Calle. Eso sí, te juro que a él no le va a pasar nada, pero con lo bien portadito que es tu jefe, va a querer solucionarlo con cosas de muy de caché y esto no va por ahí. ¿Están todos de acuerdo?
Yo me eché pa ´tras
— No friegues BuuRo, lo que me estas diciendo es que van a secuestrar ahora a mi papá, no la jodan, y yo de alcahuete, ta cabrón
— No vaKero, mira, (y diciendo en voz muy baja, sospechando que seríamos escuchados) el dinero ni lo vamos a usar, va a ser carnada pa ese puto, que yo no se que chingados le viste
Me emputé, me cai que me empute y me le fui sobre él, le alcancé a dar un chingadazo en el hocico cuando él me dejo tuerto y nomas estrellitas ví, todos se alarmaron pero el buenazo del Richard nos separó
— Esperense cabrones, no estamos pa darnos besitos, no aquí par de pendejos, ya son las tres y de aca a que llegan al aeropuerto el padre de este gallito ya llegó. Vete vaKero con el Cachanilla en su carro y ya nosotros nos vamos arreglando.
Pos no me fui tan confiado, en primera porque iba con el Cachanilla y ya le había rajado el hocico a su machin aunque callejero que es, rápido me la contesto y luego también iba preocupado porque ya no se que iba a pasar con mi padre aunque yo se que nada malo le pasaría, por otro lado, si encerraban a mi jefe todos los contactos que tiene él se nos cerrarían, en eso no pensaron estos pendejos pero ai toy de creido, pero pues...
No terminé de pensar en voz baja cuando el sonido del ir y venir de los aviones en el aeropuerto me saco de mis piensos y rápido reaccioné
— Oye Cachanilla, disculpame por lo de tu vato, es que la neta si me calentó mucho
— Mira wey, tu también de pasaste de verga, pero entiendo que todos andamos como cerillitos, no te awites, mira, ai esta tu jefe junto con otro wey, dile que me lo pase que esta rebueno
— Porque tardan tanto ustedes, no se puede confiar en nadie o que
Los dos nos fuimos atras y quien acompañaba a mi padre se fue de copiloto con el Cachanilla
— ¿A dónde vamos señor? pregunto el Cacha
— Al Banorte que esta cerca del departamento de ustedes, ya me tienen listo el dinero, el joven que nos acompaña alguna vez le hice un favor y ahora me lo va a devolver, es gente buena y en disposición de arreglar este asunto. Estoy enterado de lo que le paso a Giovani porque a mi también me mandaron el link a la página de youtube y mi ahora guardia dice que hay algunos errores en el video y cabe una lejana esperanza de que su amigo no haya sido dañado, son gente que trabaja con el miedo
Ya llegamos al banco que estaba cerrado pero un guardia del sistema bancario se acerco a la camioneta y escoltó a mi padre hasta el gerente amigo suyo y nos quedamos con el guardaespaldas de mi padre
— Miren muchachos, entre su padre y su servidor no hay secretos, a usted vaKero su padre lo estima mucho y no tanto a sus amigos pero el joven Giovani es una persona intocable para su padre. También se que todos ustedes son "jeis"
— Gays, señor
— Lo que sea, necesito informarles algo rápido, entiendo que aunque ahora ustedes tienen dinero, se desarrollaron en la calle y han de desear arreglarlo del mismo modo y tengo autorización para que esta infamia sea castigada conforme la única ley que ustedes conocen, la Ley de la Calle y así será castigado este crimen y tengo plena autorización de su padre para que así sea
Ví la oportunidad y él me podría decir
— Pero señor, usted sí me puede decir aunque rápidamente porque es que le debe tanto y le estima tanto a Giovani y a mis demás amigos no los puede ver ni en pintura
— Demasiado tarde, su padre ya viene
Y sí, con una mochila nike fea, yo creo que hasta piratota pudo haber sido, raro porque pensé que iba a ser entregado el dinero en una maleta tipo gangster pero no, hasta roida estaba y mi padre se veía muy raro con su traje y una mochila de esas. ¿Que chingados oculta este viejo pa´ proteger tanto y estar tan interesado en un amigo? Esos viajes a cada rato a Monterrey me cai que eran pa una vieja pero ya me dijo el Gio que no, ¿que pedo?
Nos fuimos al departamento y llegando vio a todos de una mirada de desprecio pero o se aclimata o se aclichinga, los tuvo que saludar
— Muchachos, buenas tardes
— Mire señor , las cosas en concreto o al chingadazo, como uste´ quiera, nosotros no le caemos bien y a decir de mi, pos tampoco me cai tan chido pero ahora las cosas cambian, ya lo hablamos y no nos importa saber porque tanto interés en el más jodido de nuestros amigos, únicamente le pedimos que haga todo lo que en sus manos este posible pa salvar a nuestro amigo y no lo vuelvan a dañar
— Mire jóven...
— Soy el Sketchers, ya me conoce y así me llamo
— Mire, existe la posibilidad de que Giovani no halla sido mutilado, este es mi guardia por el momento y ha analizado el video y no queda muy clara la verdad
— Pos yo no se, mire, las garantías que le ofrecemos y que más bien lo obligamos a que los tome es que usted nos de el dinero y vamos a hacer las cosas a nuestro modo.
Llegó la noche, amaneció y nadie pudo dormir, me lo hago suponer, puntualmente a las 10 de la mañana timbró el celular que seguía en la lista, ahora me tocaba a mi
— Escuchame bien jodido tapón de alberca, me llevas el dinero en una mochila negra marca nike que puedes comprar en el mercado Corona, el dinero lo va a entregar tu amigo el BuuRo y ya que tantas ganas trai de mi verga, lo quiero que vaya con un pantalón tumbado, lo quiero que por la plaza se le vaya viendo el hilo de unas tangas negras de hilo dental y la playera de las chivas del Sketchers...
Todo conforme lo ordeno el putisimo del Néstor. Todos nos fuimos a la glorieta de la Minerva. Ahí todos nos despedimos del BuuRo con la mochila que no se porque era la de las mismas características de las que pedía el Néstor con las que el gerente del Banorte le había dado a mi papá ayer cuando le dio el dinero.
Faltaban cinco minutos para que dieran las once cuando consideramos conveniente dejar solos al BuuRo con el Cachanilla para que se despidieran como vatos que son del mismo sexo, un abrazo muy fuerte se dieron y luego un "adios" que nos dio a todos.
A las once en punto en dirección hacia la plaza tapatía el BuuRo iba cargado con la mochila panochera, un respirador nuevo, no le fuera a fallar y una anfora con tequila pa los nervios, los cigarros se los negó el gacho del Richard, que porque no debe de fumar y menos trayendo un respirador. Se tuvo que poner esa tanga negra de hilo dental, como si no fuera suficiente humillación el habernos secuestrado a un amigo
De repente algo que se me hizo muy raro, yo pense que nos ibamos a ir todos juntos al departamento a esperar. No pasó eso
— Saben que señores, señor yo ya no estoy de humor y quiero estar solo, nos vemos.
— Oye Cachanilla, pues dame un aventón aqui en corto y luego te vas a donde quieras
— Me voy contigo Richard, pero nomas aquí en corto, pa que se vaya luego solo el Cachanilla y no hacerle mosca, esta medio perro dejar de pensar en su vato que esta en este problema
— Y yo que chingados, ¿que me coman los gusanos?
— Mira vaKero, tu tienes muchas cosas que platicar con tu padre, nos vemos luego en el departamento
— Hijo, yo me tengo que ir, siempre he respetado tus cosas y yo ya no tengo nada que hacer aquí, lo que estuvo en mis posibilidades ya esta ofrecido, el dinero ya lo lleva tu amigo y es todo lo que yo puedo hacer, informame de inmediato
A toda madre, mis tres amigos se fueron, mi papá se fue enfrente a su hotel y yo, ni madres, sólo en taxi al departamento, como que si esta ciudad fuera tan segura.
Cincuenta pesos y veinte de propina porque el taxista estaba rechulo, me metí solo al departamento, viendo el espacio vacio de lo que alguna vez ocupo mi jeep que tanto querííía y que ya no tengo. No se cuento tiempo paso, el minutero de ese reloj de pared en la cocina sonaba a grandes martillazos, en la soledad no es fácil desgranar sesenta segundos que tiene el minuto. Sólo con las luces del departamento apagado y solo me iluminaba la luz del extractor de humo de la cocina, con un trago duro con hielo, empezando a llenar el cenicero con cigarros que son prendidos con la bachicha del que ya se terminó. Veía a lo lejos la lenta y estupida LapTop, tendré que comprar otra, no puedo ver ya el porno en la misma pantalla donde ví a mi amigo ser lastimado. ¿Lastimado? En el refrigerador tengo una parte de él, esta espera de no se que espero me esta matando.
Voy a borrar todos los mensajes que tenga, mañana tendrá que ser un día ya sin problemas, el Gio tendrá que estar bien. ¿El Gio? me tragan los remordimientos, como pude dudar de él.
Ya era la una de la mañana, se veían las sombras de las sillas del comedor destozado que nunca arreglamos, la lámpara de la ventana hacia más obvio el humo del cigarro que aventaba como queriendome despedir de toda esta tragedia griega, solo como siempre terminamos los putos, sin nadie que me pueda servir un té cuando enfermé, un café que me despierte, un taco que me alimente.
Este departamento nunca estuvo más vacio, tan vacio como en unas dos horas esta botella podrá estar. Como siempre, una lágrima caliente, ardiente inició a desbordar mi tristeza, seguro que de seguir bebiendo se convertira en locura. Tres cigarros y esta botella es lo único que me queda, dos cigarros que empezaré a consumir otro, cruda de cigarro. Gio, Gio, GIO, perdoname porfavor entiendeme que...
— Bueno
— Estamos en el motel Las Dunas, carretera a Chapala, traite un chingo de condones, lubricante pa si vas a querer y yo que tú agarraga la vaselina y el aceite de bebe porque esto se va a poner muy cruel, y de paso, pos una botella pa los cuates
— No mames Ricardo, no estoy de humor
— Vente cabrón, te la vas a pasar a todisima madre, ¿verdad puto?
Y escuche una bota golpear algo, el hocico, el estomago, no se, y luego un quejido y la risa malvada de mis amigos, los que tanto quiero


La Palomilla (VI)
Tan solo tocar la puerta fue algo que ni sentí, apenas se abrió la puerta del cuarto, pude ver a alguien tirado en el piso, los compas se hicieron a un lado y pude ver al tipo atado de pies y manos... pero no era Nestor... era el pinche Vampiro!!!

-hijo de tu madre cabrón! no puedo creer que tu también tengas que ver con esto!!
-no tienes ni idea de con quien se metió tu papi cabroncito-decía mientras escupía sangre, luciendo como un verdadero vampiro
-¿DONDE ESTÁ GIO?
-eso no te lo voy a decir
-pues ora te lo sacamos a la fuerza-dijo el burro mientras le daba una patada en los huevos
-ahhggggg!... ja... jajaja... jajajajajajaja-El vampiro empezó a carcajearse y al momento su celular comenzó a sonar
-de que te ries cabrón? le gritó el cacha mientras skechers buscaba el celular del vampiro, y contestó
-hola... quien habla?-dijo una voz conocida del otro lado
-nestor de mierda!
-que onda mi skechers! espero que esten listos pal dolor, ora le van a hacer compañia a su amiguito gio... o bueno por lo menos alguno de ustedes lo hará
-de que diablos hablas pendejo?

Entonces la puerta del cuarto se abrió violentamente y unos 10 tipos con cuernos de chivo, vestidos de negro y encapuchados entraron al cuarto, uno fue hacia mí, intenté defenderme pero otro me llegó por detrás y me dio un madrazo... y luego todo se volvió negro.

No se cuanto tiempo pasó, pero cuando desperté ya empezaba a amanecer, no creo que haya sido solo el golpe, igual y nos inyectaron algo... en el piso estaban el cacha, el burro, skechers... richard no estaba ahi... ni el vampiro... nomas restos de sangre seca en el piso.
En chinga los desperté, mientras ibamos todos agarrando la onda, no sabíamos que hacer... salimos del cuarto y fuimos por el carro del cacha pero no estaba y tampoco traiamos las carteras ni celular ni nada... nos quitaron todo.
Había sido una trampa.
Tuve que hablarle a mi apá por cobrar, y mandó a su chofer por nosotros. Llegó en una camioneta negra cadillac, nos subimos y entonces me fijé que ese no era el mismo chofer de siempre...

-quien es usted?-pregunté ya con temor, mientras el carro comenzaba a avanzar
-mi nombre no es importante, lo importante ahora es que los voy a llevar con alguien que quiere verlos
-con quien nos va a llevar? preguntó el cacha
-no puedo decirles, esperen a llegar
-y si no queremos ir? preguntó el burro
-de esto depende la vida de sus amigos-dijo mientras frenaba bruscamente

Todos nos quedamos callados y entonces el bato comenzó a avanzar de nuevo. Manejó un buen rato, hasta que nos dimos cuenta de que se dirigía a Tequila, Jalisco. Durante todo el camino no comentamos nada, hasta que en cierto momento, cerca de Tequila, se desvío por un camino hacia una destilería, a la entrada se leía "La Tapatía", despues de varios cientos de metros, llegamos. El auto se detuvo. Al momento, varios batos con cuernos de chivo en la mano abrieron las puertas y nos "invitaron" a bajar a besar el piso, luego, nos condujeron amablemente hacia la parte posterior de la casa, donde había al fondo un edificio cuadrado, todo era de tipo hacienda, colonial, colores rústicos. Abrieron una gran puerta de cedro, al entrar pudimos ver
un gran escritorio

escoltado por dos sicarios, lentes negros y unas cuernos de chivo plateaditas, estos dos gatilleros protegían a alguien que estaba con con una silla volteada,

mientras hablaba por el celular... me pareció reconocer la voz por un momento... entonces la silla se volteó... era beto.

-pero que demonios?-alcanzó a decir el burro
-hola muchachos, es un gusto verlo, aunque es lamentable que sea en estas circunstancias
-beto? eres tu de verdad?-preguntaba skechers incrédulo
-si, soy yo, porqué les sorprende? Fue la herencia de un pariente lejano pero ahora no viene al caso contarles
-con razón no supimos de tí por varios meses-le dije
-así es, como les digo, lamentablemente es en estas circunstancias pero no hay de otra. Dejenme decirles que lo de la herencia se los dije puesto que con la herencia de este negocio heredé también otros "negocios" y conectes... así me vine a enterar del secuestro de gio... y del nestor este que conocieron.
-entonces tu puedes ayudarnos?
-probablemente si, se de buena fuente quien tiene que ver con este asunto... y es un viejo conocido nuestro. Por ahora no puedo decirles quien, pero por ahi me enteré que estuvo haciendo unos negocios con tu apá, vakero, pero esos negocios no salieron bien. Parece que tu apá metió la pata... o le hicieron meterla. Creo que los federales lo forzaron a hablar... de hecho el blanco primario eras tú vakero
-pero... como? porque dices eso?
-si, así iba ser al principio, pero tu padre les tendió una trampa a los "chicos malos", ellos creyeron que gio eras tú... tu padre entregó a gio haciendoles creer que eras tú
- QUE? PERO QUE DICES?
-así es... claro que luego tu padre arrepentido, se llevó al gio pues él lo había ayudado en el negocio sin que tú lo supieras... cuando gio desapareció ellos pensaron que eras tú y que lo estaba protegiendo... pero luego gio escapó y se vino a Jalisco, aquí fue cuando se dieron cuenta que no eras tú... pero entonces lo usaron de carnada
-y ahora tienen a richard también
-si, también me enteré de eso esta mañana.
-y ahora que haremos?
-seguramente ellos van a contactarlos, y ahora no pedirán dinero... probablemente pedirán que vayas tú, vakero.

En ese momento sonó el celular de beto, contestó y volteó la silla de nuevo, no podíamos ver sus expresiones y hablaba en voz baja, apenas se podía escuchar algo. No entendí nada. entonces se volteó de nuevo

-era tu padre-colgó el celular- dice que lo acaban de contactar, que le mandaron otra dirección de youtube... me la va a mandar en mensaje de texto

entonces el cel timbró con tono de mensaje. abrió la MacBook Air y luego el navegador, puso la dirección: Era richard, visiblemente golpeado, se escuchaban ruidos raros, como entre gritos y balbuceos, estaba amarrado a una silla de madera, sin la camisa, sin zapatos, con la mirada hacia abajo, entonces entra a foco otro bato, pudimos ver que rich estaba inconsciente, con una bofetada lo despiertan y entonces identificamos un sonido... una rasuradora de pelo... empezaron a cortarle el cabello a richard... lo dejaron pelón.

Nos quedamos fríos y sin palabras.


LA PALOMILLA ( 7MA PARTE) Y ULTIMA
Ibamos viendo como sus rizos certificados iban cayendo de a cachos.
No creo que nos haya dolido ver como se lo iban haciendo como a él
mismo
¿Como poderle partir la madre al Beto si estaba con tanto pinche
guardaespaldas? No es que al Cachanilla, al Burrito o al Sketchers o
a mi nos hayan faltado güevos, nomas que era pura seguridad, un
movimiento en falso y era sólo jalar el gatillo por parte de uno de
esos sicarios y entonces sí más caro el caldo que las albondigas.
Viendo con todo el dolor el pelo caer, escuché que esa puertota de
cedro bien perrona, lo que sea de cada quien, se volvió a abrir y
entraron un buen de vatos encapuchados, habrán sido tres de izquierda
tres de derecha cada uno con una sub-ametralladora Usi pegada a las
costillas, como que si su puta madre los hubiera parido con ellas y
otro vato con una pistola con una cacha brillante que tenía una letra
en piedritas bonitas, bien brillante, más aún porque vestían de negro
y sólo relucía eso.
Terminamos de ver el video y como iba llegando este extraño comando
pos nos hicimos a un lado los cuatro.
— Tratos son tratos, aquí tienes las llaves y tu camioneta Cadillac
nueva la cabrona, la tienes a la puerta de "La Tapatía", no has de
querer que hasta te la traiga a tu puerta ¿verdad?
Con la mirada coincidimos el Burro y yo, conocimos la voz
— Me la trajiste negra
— Negra... patrón
Vimos a los vatos encapuchados que se separaron y se pusieron a
nuestras espaldas, mientras el jefe hizo una señal a sus
guardaespaldas, como que apuntó a alguno de nosotros pero como
estábamos en bolita pos no supe pa quien fue, además, de decir solo
de mí, yo estaba que me cagaba del miedo, pa que menos que la verda´
— Y que tal te trataron, sí se dió gusto, mijo
— Pos ai dos dos, pa que quejarme, hasta hotel me pagaron, aunque yo
quería algo más warro, pero gracias de todos modos patrón
— Conmigo no te arrastres que no soy tu amo, ya quisieras pendejo
— Pos aquí tiene las llaves, ta bonita
En eso, nos voltió a ver mientas se iba quitando la capucha, que a
diferencia de sus sicarios que eran de hilo, su capucha era de piel,
al quitarsela, lentamente vimos que tenía partido el hocico y al
quitarsela a totalidad vimos quien era
— !!! PUTO VAMPIRO!!!
Grito el Cachanilla y en ese grito, los guardias del Vampiro nos
detuvieron a todos pero no me agarraron a mi (esa fue la señal que
dió con su mirada, "a todos menos al chaparrito") y me le fui a los
putazos pero como esta más cuadrado, de un chingadazo me sentó en el
piso. Oí como gritaron mis compas por mí
— Déjalo hijo de la chingada
— Ya parale cabrón, chacal de mierda
— Gandalla foeputa
Cosas así oí cuando el Vampiro me empezó a poner una recia, en el
piso me empezó a patear, todos en la costilla, una patada se atoro en
la camisa y me la rompió, pensé que se iba a destantear pero era muy
grande y estaba muy plantado
— Aijole, ya te rompí tu blusa, has de perdonar
Oí que se empezó a sacar un gargajo y se lo aventó a la camisa del
Burro
— ¿Que?, pos hasle análisis pa ver si reconoces esta sangre
Luego, "atendiendome" a mi, que ya me sentía muy mareado, me puso la
bota en el cuello y como queriendome ahorcar me ordenó
— Sale pinche vaKero, haga de cuenta que es un niño caprichudo y me
va a sacar la lengua
— Jajaja, ya dejaló, ya te dieron
diversión masoquista
— Sí patrón, pero ahora le quiero dar espectáculo y quiero ser yo el
sado, ¿pa que cree que me traje a todos estos seis babosos que me
acompañan?
Entonces uno de los guardias, se agacho pa dónde yo estaba y me
escupió la cara y me dijo
— Saca la lengua como dijo el patrón y si la metes te paso el cerebro

Saqué la lengua y me arrastró la bota por todo mi hocico y sin
poderla meter a sabiendas que me iban a meter un plomazo, que mal me
sentí.
Luego el Vampiro saco de su fajo pitiado una navaja y me rajo el
pantalón, me alcanzó a sangrar un cacho de la pierna con el filerazo
y me empezó a patiar el culo.
Los dos, el Vampiro y el Beto desde su silla, sin moverse y solo
viendo tal exhibición se bajaron los dos el cierre y se empezaron a
masturbar cada quien por su lado.
— Patrón, le prestó a uno de esos pendejos pa que le limpie el
yogurth? uste nomas diga cual quiere
— No Vampiro, estos guardias ya saben a quien le toca la leche de su
mero perrón.
El guardaespaldas que estaba del lado izquierdo, precisamente dónde
estabamos nosotros detenidos por los otros guardias dejó, presto, su
arma sobre el escritorio de Beto y nomás se hinco sacando la lengua,
bien raro, nunca pensé que eso hiciera.
El Sketchers empezó a vomitar y ví al Burro de un color muy palido,
muy raro porque es bien morenito bien de calle el wey, y al
Cachanilla sabe que estaría mordiendo, ojala no lo dientes porque
hasta donde estaba yo se oía el rechinido.
Cuando hecho los mecos el Vampiro, uno de sus guardías limpio el
suelo con un pañuelo que él traía casi como con adoración, los tenía
bien llenos de miedo a sus sicarios. Cuando termino de recogerlos, el
Vampiro desde el escritorio dónde descansaba su malvada acción
todavía le quedó fuerzas para darle una patada a su propio guardia
que de inmediato se repuso y volvió a cuidar a mis amigos de que no
se movieran.
— Como la vio, Beto
— De a tiro que es uste´ muy puerco pinche Vampiro, oiga, pero no me
dijo como lo levantaron o como se lo llevaron
— A pues bien fácil, patrón
— Puta madre, que no soy tu nada, entiende, eso a mi no me excita
— Mire Beto, no se ponga quisquilloso, bien que se la puñetió ahorita
con el show en vivo y a todo color que le dí, hasta con camioneta del
año salió
— Ya pues, dime como te levantaron
— Ah pos ta bien fácil, pero ai luego le cuento !Patrón!
— Chinga tu madre
— No juegue Beto, que ya sabe que me excito hasta con el olor del
caño, ni se diga si me dice de pendejadas, pero mire, luego le
cuento. Que como oye, ya llegó
Y sí, se oyo que a las meras puertas de esa oficina dónde estabamos,
llegó una camioneta que bufaba bien recio y luego un chiflido, y
luego se abrió la puerta, y luego, chingado, y luego esa sorpresa,
quien llegaba dijo..
— Gracias Vampiro
— A uste´ patrón
— Y dale
— Y que tal, ¿sí te dieron pa tus chicles?
— Sí Nestor, estuvo bien a toda madre, cuando estabanos en el hotel
que llegó este pendejo me recogió el comando armado como quedamos, a
buena hora que me la pase bien a toda madre, me dieron hasta por la
lengua, jaja, es más, ire Nestor
— No pos si te dieron pa tus chicles, nomas que me dejaste bien pa
los perros al vaKero
— Sepa, uste´ dijo que me despachara, luego no chille. Aquí esta mi
pago
— Y este billete de qué o a honras de qué
— Uy Nestor, al Beto nomas por dejarme que me "levantaran", le regalé
la camioneta en la que recogieron a estos pendejos, y con ese varo sí
se compra un trailersito, uste que es aficionado a esos pinches
estorbos, pa mi que los compra nomas por el pitote, jajaja
Como que ya le había cagado el palo a Nestor y le emparejo el hocico,
un cacho de baba sangrada cayo a mi pecho casi desnudo, nomas le
faltaba que le jalaran tantito
— Gracias Nestor, también merecía más, pero pos con esto me
conformo, !! Vamonos hijos de su puta madre!!
Yo solo sentía que me iban subiendo a la camioneta de Nestor, pero
poca resistencia tuve, el Vampiro me había dejado muy dado pa la
madre.
Cuando me subieron a la camioneta me acostaron y quedé con las patas
colgando de la camioneta, no se quien me haya subido, en ese rato
Nestor me empezó a lamer el cuello, me sentía tan golpiado y
humillado que su barba en vez de excitarme más bien me lastimaba
— Que paso vaKero, ¿ya no te gusto?
— Puto enfermo de mierda, dame a mi amigo
Ví casi en cámara lenta que venia hacia mi cara el golpe con la cacha
de una pistola y tampoco puede ver quien lo hacía, hasta que ese
golpe duro y seco estrello sobre mis jetas.
Nestor manejando, fuerte el volúmen de música norteña de esos
narcocorridos, sacó la camioneta de "La tapatía" con una ráfaga de
descarga de su R-15 y gritando como lo hacen los indios cuando están
en guerra.
Acostumbrados a esas cosas raras, no se molestaron, por el contrario,
los trabajadores de la hacienda respondieron con sus mismas armas
para hacer un coro de balazos.
Le abrieron la puerta y uno de ellos le aventó una botella de cerveza
fría. La agarró como cuando lías a un toro desde el caballo.
Ví que le dió un trago para sí y otro trago que desde su hocico me lo
aventó a la cara y cayo sobre mi pecho mezclando la cerveza con el
gargajo de sangre que había escupido el Vampiro.
Saco un pañuelo de la guantera y me lo puso sobre la cara, ya no supe
más de mí.

---------------------------FIN DE LA PARTE SIETE----------------------


Final del camino

Gio

Me perdí de todo… de hacia donde iba, del sabor de aquel pendejo que se me quedó impregnado en los labios, incluso sentía que perdía la vida… pero no. Apenas voy abriendo los ojos pero no veo nada. Tengo los ojos vendados pero no tengo las manos atadas. Me quito las vendas y me encuentro en una pequeña cabaña y siento como que mi mente me engaña porque puedo escuchar el murmullo del mar. Apenas mis ojos se acostumbran a la luz y puedo ver a través de la puerta de madera abierta, el inmenso y bravo mar… y me pregunto donde carajos estoy! Me levanto como puedo y me doy cuenta que ando desnudo… camino unos cuatro, cinco pasos y ya puedo sentir la suave y fresca arena, la brisa marina y ese murmullo que parece el canto de una sirena. Como puedo me meto al mar y siento como si me limpiara de toda esa mugre, esa mierda que me dejó aquel pendejo cuando me raptó. Me salgo del agua y siento entonces como que el alma se me escapa, se regresa al mar y yo me quedo tirado en la orilla, mientras a ratos las olas me arropan y me destapan de manera constante.

Vakero

Despierta todavía en la camioneta… sin saber donde está. Todo le da vueltas como si estuviera crudo, es que tal vez lo drogaron o quien sabe… se toca el culo y no, no se lo ensartaron. Tiene pegajosa la cara, se levanta y como puede se sale del vehículo y entonces frente a él, el mar. Con el apendejamiento nomas se le queda viendo y luego mira hacia todos lados, no parece haber nadie. Hay una pequeña cabaña a un lado de la camioneta y entonces puede ver un cuerpo a la orilla del mar, que parece estar desnudo. Lento y a ratos tropezando se dirige hacia él cuando unos metros antes lo reconoce: Gio. No puede evitar gritar su nombre y correr hacia él, lo carga y lo lleva un poco hacia atrás, a la arena. No puede evitar gritar su nombre y correr hacia él, lo carga y lo lleva un poco hacia atrás, a la arena. Mira sus manos, deseando todo haya sido un engaño, pero no, encuentra un muñon cauterizado. Llora, llora desconsolado mientras el sol sigue subiendo en el cielo. Gio no parece reaccionar.

Nestor

Regresa caminando de la maleza a donde se fue a miar, y se encuentra con aquella escena, del vakero llorando y abrazando al Gio desnudo a la orilla del mar y con el sol pintándolos a los dos de un leve naranja... y sin siquiera quererlo lo invadió el sentimiento, pero al momento lo olvidó y se puso los lentes oscuros y caminó hacia ellos.


Fin del Camino


-mira que bonito- Dijo el Nestor –como novela de taravisa, ni mandado a hacer

-Hijo de pinche madre Nestor! Onde que el Gio no despierte- Dijo el vakero secandose las lágrimas- el que se va a morir luego va a ser tú

-Vakero tu no entiendes, esto lo hice por ti

-No digas mamadas pinche Nestor

-Es la neta Vakerito, el jefe, los achichincles, todo mundo pensaba que él eras tú, tu papá sabía que ellos pensaban eso, por eso se lo llevó a Monterrey y él también lo supo todo el tiempo, también él lo hizo para protegerte, para que no te pasara nada

-parale a tu canción ya pinche Nestor, y el Richard? Que le hiciste?

-No te preocupes vakero, el nada mas sirvió pa seguir el teatrito, ya se lo entregamos a tus amiguitos, ya lo peor pasó… bueno, en realidad solo falta algo, necesito la evidencia de la muerte del Gio, para que el jefe se quede tranquilo

Con calma, el vakero dejo al Gio sobre la arena, se levantó, se limpió un poco y sin decir agua va le soltó un madrazo al Nestor que hizo que este fuera a dar al agua. Luego el Nestor, se levantó y empezó a reir y luego a carcajearse

-ni creas que me duele, de hecho creo que me lo tengo merecido-y luego también sin decir agua va, le zorrajó un madrazo al vakero, y le puso una bota en el cuello

-hijo de tu pinche madre, solo porque estoy algo débil

-ni le busques vakerito, ni le busques- luego sacó una jeringa de la parte trasera de su pantalón y se la clavó en la garganta

-que… pedo…

-nos vemos al rato cabrón

Todo se fue volviendo oscuro y poco el ruido del mar fue convirtiéndose en un leve murmullo, en un eco, y luego… nada.

Horas después, poco a poco fue abriendo los ojos y escuchando otro ruido, otro murmullo como de motor… cuando pudo recuperarse se dio cuenta de que estaba en un helicóptero, atado de pies y manos y con cinta canela en la boca, cuatro tipos vestidos como comando, de negro, AK-47 en las manos, lo custodiaban, uno se volteó hacia otro y todos miraron luego hacia él

-ya despertó- habló uno a un radio

-cuidenmelo bien- me avisan cuando esten por aterrizar

-semper fi

Todo el camino fue así, nomas el ruido del motor hasta que de repente sentió como iba bajando el aparato

-estamos por aterrizar

-traiganmelo enseguida

Apenas aterrizó el helicóptero, uno de ellos me desató los pies y me bajaron, no opuso ninguna resistencia. Un par de ellos lo llevaron hacia la parte de atrás de lo que parecía una mansión, mientras el otro par se iba hacia la puerta principal. Lo dejaron amarrado a una silla, junto a una puerta semiabierta de una habitación a oscuras, desde la cual podía verse una sala de juntas. Adentro, había algunas personas sentadas cuando al momento entraron Nestor y otra persona, un señor vestido de ranchero, texana y todo, muy blanco de color, barba color castaña. Todos se pusieron de pie.

-Ya tienes la muestra nestor?

-Si patrón, traigo el video

-Se lo hiciste llegar a ese pendejo

-Si patrón, seguramente ya lo ha de haber visto

-Ponme la videollamada

-Al momento patrón

En la pared, una pantalla de alta definición se encendió, y apareció el papá del vakero, con la cara cubierta de lágrimas

-hijo de tu pinche madre-le dijo al "patrón"

-antes me saludabas cabrón

-no tienes madre pendejo

-no wey, ahí si le aciertas, la tuve que matar porque quería darme ordenes. Supongo que ya viste el video de lo que le hice a tu hijito, que en paz descanse. Eso es para que aprendas que conmigo no se juega cabrón, mis negocios son sagrados cabrón, nunca debiste haberte metido conmigo

-pero me las vas a pagar hijo de la chingada

-no wey, no te debo nada, ni tu me debes nada, me doy por bien servido, es más, olvídate de la mercancía que me incautaron a causa de tu hijito… por cierto que solo a un pendejo como tú se le pudo ocurrir poner a su propio hijo de espía, fue como ponerle la soga en el cuello, pensandolo bien creo que tú eres el culpable de su muerte

-pero como te atreves

-bueno ya basta de esta amena charla, que soy un hombre muy ocupado, en un momento la policía "descubrirá" el cuerpo, así que estarás ocupado, no te preocupes, no sabrán que es tu hijo, me ocupé de que quedara irreconocible pues bien que sé que no necesitas la publicidad

-pero me las vas a pagar hijo de tu…-el "patrón" cortó la llamada

-Ya fue suficiente de mentadas de madre e insultos, bueno mi nestor, eso ha sido todo, siempre es un placer contar con tus servicios. En unos momentos, se depositará a tu cuenta lo acordado- dijo dandole un apretón de manos, mientras Nestor pareció hacerle una reverencia y al momento el vakero, cubierto en lágrimas de dolor e impotencia, sintió otro pinchazo en el cuello y luego otra vez nada.

La palomilla

Después de tantas horas de angustia, estando todos reunidos en el ciervo, de uno a uno los celulares de todos comenzaron a sonar: primero el cacha, luego el burro, después el Skechers, y al final, el del Richard, quien usaba una gorra para cubrirse pues de los rizos no quedaba nada. A todos los celulares llegó el mismo mensaje: "Vakero ya está en su depa. N" Al instante todos se levantaron en chinga, el cacha tiró un par de billetes y se lanzaron pa su carro y en un dos por tres llegaron al depa. La puerta estaba semiabierta, entraron, todo estaba ordenado, como si nada hubiera pasado. Lo buscaron en la recamara y ahí estaba, todavía inconsciente. Corrieron hacia él, parecía despertar, poco a poco sus ojos se abrieron hasta quedar como platos y llenarse de lágrimas mientras los abrazaba a cada uno y luego un abrazo en grupo

-el gio, nuestro gio-decía casi susurrando, con la voz entrecortada

-si, lo sabemos, encontraron su cuerpo en una playa cerca de puerto Vallarta…-Dijo el cacha

-entonces… entonces si está…

-si vakero-dijo el burro y de nuevo todos se abrazaron y lloraron juntos

El padre del vakero había arreglado todo, a la mañana siguiente todos se reunieron en el cementerio. Sin sacerdote, sin vestir de negro, sin ceremonia, sin cielo gris.

-Te vamos a extrañar- dijo Richard mientras el ataud comenzaba a bajar

Todos se tomaron de las manos mientras Skechers susurraba alguna oración, algún salmo, algún adios. Después, cada uno echó un puño de tierra para de nuevo abrazarse mientras veían como el sepulturero cubría de tierra ese ataud, ese hoyo. Minutos después, todo había terminado y comenzaron a caminar hacia la salida. Apenas llegaron a la calle, los celulares de todos comenzaron a sonar, el mismo mensaje, excepto el iPhone del vakero, que al final tenía una dirección de youtube: "Nada es lo que parece. N" Todos estaban desconcertados. Enseguida se dispusieron a ver el video, era el final del video del asesinato del Gio, al principio todos sintieron un rencor inmenso pero luego lo que fue pasando en el video los dejó sin palabras: la camara se movió del cuerpo del "Gio" hacia un lado, donde estaba el verdadero Gio amordazado, y un tipo con enmáscarado miraba hacia la cámara "Nada es lo que parece Vakero, todo lo hice por ayudarte, por ayudarlo a él, no te preocupes, está bien, solo que no podrán verlo por un tiempo, pero lo tendrán consigo otra vez, tenía que hacer que el trabajo pareciera real, te amo vakero, pero no puedo estar contigo, cuida al Gio" El video acabó.


Seis meses después...


...Gio apareció en casa del vakero, un 2 de diciembre, mientras toda la palomilla estaba lista para celebrar su cumpleaños, con mucha cerveza indio.




por fin terminamos este trabajo
Gio:
Dejame reclamarte de inicio todo lo que te tardaste en terminar este erótico ejercicio, la verdad, hubiera deseado que alguien hubiera resultado violado, lo siento, pero tengo esa tendencia para que salga a flote quien ayude a alivianar y supongo que hubiera sido LA PALOMILLA.
Este titulo lo puse porque así se dirigía el Molkko a la raza que se junta en algún lado.
Deseo con mucha fuerza que esta página vuelva a renacer y sea lo que fue antes, de a dos o tres compas reportandose diario.
Me divertí mucho con esta idea que nació en el bar, en el California, cuando era lo que fue, ahora ta llena de brinconas, pero tiene calidad para que halla iniciado el trato de hacer esta historia en el Condado.
Me la pase muy bien durante toda esta historia que pense que tenías por olvidada.
A los demás compas... la tirada era que la fueran leyendo sin que supieran quien la estaba haciendo y la hicimos entre el Gio y yo a quien le mando un gran abrazo
vaKero

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Anotate el primer fan che vaKero...

Neko-Mike dijo...

ese wey de arriba era yo...