martes, 8 de abril de 2008

Dijimos que hasta que la muerte nos separe

Pues en este post nomas hago informe de lo sucedido:
Esta foto es mostrando lo sucedido, se rompió la pulsera que te ponen en el Caudillos y que guarde desde el 15 de marzo en que mi amigo Gio vino a Guadalajara y provocó la mini reunión de los vatos latinos más deliciosos de la red. Digo, no nos hemos separado ¿verdad? pero lo que sí, la pulsera jodida de papel esa sí ya valió madere
Hoy morí en la raya, así le digo a mi vato cuando ando de chacha, regué el jardín, lave la ropa blanca, la negra y media de color, no media de pantaleta sino que me faltó una carga, además hice la comida y preparé la instalación del Teatro en casa que valió madres porque será necesario mover el cuarto.
Compré una tarjeta de telcel, bueno, recarga electrónica para mi putilinea privada y me dice la morra que no, que siempre no porque no se puede comprar con tarjeta de crédito, al rato me habla toda preocupada a mi celular y me dice que sí, que sí había pasado y que se la van a cobrar a ella, pero me hablo al punto del llanto, bueno no tanto, toda culeada, porque la empresa que gana millones de dólares (Waldos) no sustenta un pago con tarjeta de crédito y se la chingan a la empleada que no gana más de cuatro varos al día, me lleva, pos ahí voy a asegurarme de que no se la vayan a coger por donde no
Gio, no te hagas wey con mis treintaydosmil encargos, el que más me urge es el prólogo de ya sabanas, ya si te queda tiempo, pos role esas fotos, ah, a toda la raza, si pueden enviarme las fotos a mi correo, las de la reunión, pos a toda madre, pero no como foto sino como archivo para que me lleguen tamaño espectacular

1 comentario:

Neko-Mike dijo...

no mames!!! por que no me invitaron a esa reunion!!!

me siento discrimiando por ser hetero