jueves, 26 de abril de 2007

Cada día me desconozco más

El día de ayer, miércoles, descanse; tiramos la gueva toda la tarde, pero bien cabrón, ya me había enfadado y aunque cheque mi saldo y no hubo aumento y me preocupe un poco, le dije a mi vato
— Chingue su madre, no vamos al super, nos esperamos hasta mañana que me llegan los vales de despensa y ahorita nos vamos al "Botanero"
Es un bar gay que insistía mi vato en que no abrían los miércoles y yo le juraba que sí, que era "miércoles de atrevidas", un pinche chow trasvesti de aficionados, pero lo bueno era salir y tomar "un poco".
Pues ya nos fuimos rumbo al bar, llegamos a un cajero y no me dio lana y le seguimos. Me decía mi vato otra dirección de otro cajero y le pedí de favor que mejor se bajara él del carro y me trajera la lana, yo andaba al volante y ese cajero estaba en Avenida y estacionamiento complicado. Pues sí, me trajo dinero y se trajo para él una carota larga larga, llegó muy apagado pero no hice caso, ya estábamos en el bar cuando de repente agarra un cigarro y lo enciende, eso ya es grave, tiene más de tres meses que no toma una coca y no encendía un cigarro...
— Que paso cabrón?, muy raro que fumes
— Es que no me había dado cuenta, no te esta quedando dinero para ti, y así has estado todo este tiempo y no me habías dicho
— Bueno, sí cabrón, pero ¿y que?, cual es el pedo o de que te preocupas?, de todos modos hemos estado bien y ......
Pues ai le lave un rato el cerebro, luego por fin pudo conectar la llamada con un vato que le debe un chingo de favores y se los va a pagar dándole un trabajo seguro.
Empezamos a tomar, mi vato muy moderado y se la llevo con solo dos cervezas toda la tarde, yo tome dos rusos negros y ya saliendo yo ya estaba muy borracho, pero hasta la madre, feo y de dar pena.
Antes de empezar a pistiar y tomarnos el pedido el cantinero, mi vato me detuvo
— Oye wey, vas a empezar a tomar y acuérdate que estas tomando medicamento
— No gordo, no lo he tomado desde la mañana, ya traía el plan y suspendí el medicamento
— ... bueno

¿Bueno?, malo cabrón, pero ya te estoy contando

Vi el partido todo, el de Chivas-Pachuca, con pena ví que mi equipo las llevaba de perder, el Pachuca iba muy avanzado, yo muy buga en mi plan de ver el futbol en la pantalla gigante y mi vato en la onda más moderada y explicándome que el dueño del Pachuca es "el esposo de Pati Chapoy" y que ella conducía "Siempre en Domingo" a veces hasta por un mes cuando no estaba Raúl Delasco.
Bueno, vimos el jotojodido show con el bar casi vacío, que eso me complació mucho, y nos salimos, no supe a que hora, pero yo iba pedisimo. Nos dormimos luego de haber vomitado dos veces pero ya empezaba a sentirme mal

Por ahí de las 0430am me levante llorando y empezó mi calvario

Estaba soñando que vomitaba por dos años y una vez que salia del baño mi vato me decía que ya no eramos pareja.
Mi vato extrañado por mi llanto encendió la luz, luego trate de vomitar y no pude y no reaccionaba, empece a tener tremendos movimientos involuntarios, no podía controlar la mano, los pies, la dentadura, luego no recordaba que mi vato era quien me abrazaba, lloraba tan sin control como mis manos, has de cuenta como cuando tienes Parkinson, y otras se me iba tanto la mano que ni yo la alcanzaba, todo este pinche numerito hasta pasadas las 0600am.
Llorando le decía que ya me quería dormir, mi vato casi tan asustado como yo, le escuchaba el corazón a mil por hora, no sabía que hacer conmigo y luego llego el sueño luego de una tremenda desesperación.
Cuando amanecí, mi vato ya se había levantado, salí del cuarto y lo vi viendo la tele con el volumen super bajito, para no molestarme ni un granito.
— Que paso gordo, como te sientes?
— Un poco mal, sigo mariado, pero siento mucha pena y preocupación
Empezamos a platicar lo que habíamos pasado la noche anterior, le decía, así como te lo digo a tí, que nunca me había desconocido a mi mismo tanto como anoche, los temblores que tenía eran tremendos y me volví a asustar y volví a llorar muchísimo.

Ahorita que son las 0700pm todavía ando crudo, siento el malestar de la borrachera, estoy un poco asustado, nunca había temblado tanto como anoche, traigo la nausea y el dolor de cabeza, pero estoy más apurado... porque cada día me desconozco más.

1 comentario:

Mike dijo...

Uyyy la nausea.. a mi me pega cada vez que veo a la gente en su rutina tan pueril carnal.. me repugna la sociedad... no! corrijo.. la humanidad...