jueves, 9 de agosto de 2007

Sale pues, vuelvo a entrenar

He estado malo, malo varios días, a veces sí, a veces no, el pedo esta en la onda de mi vato, se acerca el día de descanso y a guevo hay algo, un pedo, nos trenzamos, la otra vez me descomponí del estomago bien machin, luego el otro descanso él se puso malo, ya me hablo por teléfono que a lo mejor se seba la entrenada este viernes que porque tiene un resto de cosas que cargar y no va a salir temprano, a mi me vale madres, quiero regresar al box.
Hoy fui a casa de mis jefes, no es mamada, pero a los 45 minutos (reloj en mano) se me aguado el estogamo, no hice caso, ya se que es por ir a casa de mi mamá, no me gusta.
Iba pasando cercas de mi abuelita (mamá de mi mamá, dicho sea de paso) y me dice
— Hijo, cuando te hablen a comer, háblame a mi también, es que ayer no me dijeron y me quedé sin comer
Y a mi que me cagaba del coraje, mi abue y yo nos conectamos chido, nos queremos un montón, pero tengo un resto de sentimientos encontrados y se van haciendo más grandes conforme se acerca la cita con el psiquiatra, es este jueves. Para esta cita tuve que esperar un mes y medio, y todavía se le ocurre al doctor familiar, reducirme a la mitad la medicina, ni modo, nomás la hice rendir más y aún de aquí al jueves tengo con que alivianarme.


2 comentarios:

gansipapas dijo...

No mames, ps que culeros con tu abuela wey... neto.. eso no se hace..

Yo todo lo contrario... llevo como 4 años sin ver a mi abuerla porque siempre tengo pedos con ella...

Saludos vakerooou !

Sra.Calamaro dijo...

Que padre que te lleves bien con tu abuela,las mias no me quieren por rebelde y ser la oveja negra de la familia.

Saludos norteños.