viernes, 3 de agosto de 2007

Ya quisiera comer

El día de ayer fue malo, muy malo, al saber mi peso me dieron muchas ganas de llorar y así lo hice, cuando enferme y me hospitalizaron hace algunos años nunca llegue a pesar tan poco, Gansi, mido 1.60, sabes compadre, me verías en los huesos, mi cara esta muy alargada y me veo consumido.
Mi familia me presiona un poco, se agarro llorando mi mamá, que si tengo algo raro o extraño, que porque no les digo nada, que ocultó, mi mamá sabe que salí negativo en VIH, agarre mis cosas y me salí, la casa de mis padres esta hecho un pandemonium.
Me fui a un templo cercano al trabajo, estaba expuesto el Santisimo, pero me salí pronto, no supe que decir, siempre me pasa lo mismo y todos me dicen lo mismo, que dile que platicale igual como si fuera un amigo, no se, no se hacerlo pero me fui a exponer ante Dios lo desesperado que estoy y lo mal paciente que me comporto.
Luego me senté un rato en una banca de un parque, no veía la hora en que se llegara la hora para entrar, y me harte y al no ver mejor cosa que hacer me fui hacia el trabajo, ya para entrar, al cruzar la calle, fijandome si no venían carros unos brazos se extendieron.
— Hola gordito
Mi amor, mi Juan esperando que llegara al trabajo, caminamos un rato, él pago las jeringas, me las compró "para bebe" y que no me dolieran. Fue una sorpresa bien perrona.
Lo que nunca, nos regresamos a caminar y me llevaba discretamente abrazado y yo me sentía bien chingon.
Luego me trajo al jale y por la noche me recogió, por la noche lloré de nuevo viendo lo difícil que me era comer.
Ah, es que no te he dicho, luego de que fui con el doctor, comí en casa de mis padres y me dio diarrea, fui una vez al baño y salio despedazado, me empeze a preocupar, luego a los 15 minutos fui de nuevo, salio más mal, en la tercera evacuación salí muy preocupado, tome Treda y sí me controló, la bronca es que me dura tres días el dolor al comer y tengo que comer cosas especiales, aún al cuarto día evito lacteos, grasas, y todo eso repercute pues, en mi peso.
Anoche, tanto como hoy siento una sombra que me envuelve y me permea, es un sentimiento de profunda tristeza, ganas de llorar y desesperación, es tan gruesa su envoltura que me hacen casi sordo a todo el apoyo que me da mi vato en sus abrazos, sus besos.

1 comentario:

Sra.Calamaro dijo...

Por el blog del gansipapas me encontre con el tuyo. Hace mas de un año yo pesaba menos que tu y por una intoxicaciòn con antidepresivos, estaba en el hoyo, no te voy a decir que hables con dios pq yo no lo hice, que bueno que tienes quien te apoya de esa manera, a mi me levantaron mis amigos y esas personas que aparecen de la nada y se vuelven lo mas importante en tu vida hoy estoy con 20 kilos de mas, yendo al gimnasio pq nunca en mi vida habia pesado tanto (63 kg.

Te mando un abrazo muy fuerte. Y ten fè en lo que se te pegue tu gana pero cree en algo.