lunes, 17 de septiembre de 2007

El retrato de Dorian Gray versión pa los probes

En noviembre del 2005 en nuestro aniversario, mi vato me regalo un dibujo chingonzote, en ese tiempo estaba bien mamey, me la vivía en el gimnasio, bailando pero sí entrenaba, jeje, días antes en su cuarto me dijo que me quitara la camisa y con su celular de los primeros que tenían cámara, me tomo una foto, me puso un paliacate en las manos y con eso. Me dejo bien sabroso, unas chichotas bien cabronas y el abdomen ese sí, igualito a como lo tenía, y más o menos lo tengo, me hizo el favor de borrarme las costillas y no me dejó tan acinturado, no no no, bien, a toda madre. Ese cuadro, de recién que vivimos juntos, lo colgó en el mero centro de la casa, en donde se divide la sala y el comedor, digo, es poca cosa si la casa es muy chiquita pero al fin y al cabo quedé en el centro. PUNTO

He estado mal del estomago, no me he podido alivianar, estoy en tratamiento y ahi la voy llevando, nada menos, hoy lunes me fue mal, de a tiro me tuve que acostar media hora, no se si el cansancio por estar cansado o por estar tensionado. PUNTO
Mi compa del trabajo que también esta en tratamiento psiquiatrico me dijo que fue con una hechizera, bruja o lectora de cartas, como lo quieras llamar, le dijo que le estaban haciendo un mal trabajo y que lo más seguro es que era su primera esposa, que, además, cercas de él, estaba un amigo que necesitaba ser escuchado y que estaba en la misma situación, en tratamiento psiquiatrico y atacado por el estomago, PUNTO

Hace dos días, este cuadro que te digo que me regaló mi vato, le aparecieron unas manchas feas precisamente en el estomago del dibujo. Es un cuadro al carbón, y le aparecieron unas manchas anaranjadas y pensé que eran manchas tipo peniciilna, pero lo abrimos y aunque lo retocó, sí se le quitó el color anaranjado pero se asentó el grupo de manchas ahora en color más oscuro. PUNTO

No me puedo fiar de pendejadas, si alguien me quiere hacer daño por esa vía lo hará, pero para no seguir en esa cadena, lo importante es pegarte a Dios, y si se vienen malos momentos, pues ofrecerlos a Dios y asunto arreglado. Estoy en tratamiento para el estomago, lo que no te mata te fortalece, con la ayuda de Dios y la medicina (a Dios rogando y con el mazo dando) saldré adelante.
Coyote, gracias por tus palabras, me hacen mucho bien ahora que no veo la salida.
Confieso que estoy muy triste, que ahora que ya cansé a Juan no podré buscarlo para refugiar mis miedos en él. Pero algo bueno tendrá que salir de todo esto.
Gracias a la persona que llegó a esta última linea, gracias por leerme y hacerme sentir que tan solo, realmente no lo estoy.


8=======Ð

1 comentario:

Sra.Calamaro dijo...

un.abrazo.
no te estara cayendo mal el tratamiento?
te acuerdas lo que te platique que me paso?

consultalo con tu dr.