jueves, 12 de julio de 2007

Es que también, quien chingados me manda

Platicaba con mi hermana la bailarina lo importante que es en tu sexualidad reconocer tus limitantes y tus extremos y no avergonzarte de ellos, me "alababa" lo importante que fue en mi vida haberme reconocido "jois", porque mis ansiedades fueron menores.
Al rato me mando a comprar pollo, si no iba no comía así de que no me importó ser mandadero. Pase por las farmacias similares y de genéricos a buscar la medicina de mi abue y esto paso:
— Señorita, tiene esto en sobres granulados?
— Perame tantito (estaba abriendo una ampolleta)
— Oiga, no me enseña un truquito para que no se me rompa lo de abajo, diario me pasa lo mismo
— Eres doctor o enfermero?
— Uy no, muy lejos, soy diseñador editorial pero es que estoy inyectando mucho a mi vato
— Ah orale
La morra ni se inmuto y siguió buscando en su vademecum la medicina
— No, ¿sabes que? esa medicina sigue de patente, no creo que la halles
— Bueno, gracias
— De nada, cuídalo mucho
— Simón, así lo haré
Pues sí, bajita la mano le comenté de mi preferencia sexual nomas pa tantiar al agua a los camotes y no paso nada...
¿Que era lo que esperaba que pasará? pues me puse en los zapatos de mi vato y ví lo equivocado que esta.
Hoy ibamos rumbo a mi trabajo y le comentaba lo siguiente, cabe destacar (ay que mamón) que no se lo solte de chingadazo y me le fui calentando la tatema poquito a poco, tampoco me veas tan pendejín
— Mira gordo, creo que tu tienes pendientes en tu sexualidad, te lo comento no para que cambies, nomas para ver si puedes bajar a tu stress, ya oiste a la doctora que es eso lo que traes
— Sí pues, ¿QUÉ?
Ya pa que me grite, es que las cosas ya estaban color de hormiga
— Mira, que traigas la foto de tu mejor amiga se me hace muy chido, creo que es la única que te quede, obviamente se fotografió con su hija a un lado, pero el hecho de que tu estés en esa terna, pues no habla muy bien de tí, es más, siendo más directo, tu mismo me lo dijiste que es para que vieran en tu trabajo que estas casado, sí pues, lo que te quiero decir es de que todavía insistes en taparle el ojo al macho y pus ta muy cabrón a las alturas que estamos, además, no te digo que salgas del closet y te vistas tipo Astrid Hadad, tampoco de eso se trata
— ¿Ya terminaste?
Tragando camote asentí con la cabeza, digo, el moco ya había caído al atole
— De una vez te digo, que si estas esperanzado a que le diga a todo el mundo que soy puto, pues si es pasión que se te borre y si es cáncer que te lo extirpen, no tengo porque hacerlo y aquí muere
Nomas me dije para mis adentros... "Es que también, quien chingados te manda"

1 comentario:

gansipapas dijo...

Yo en lo personal wey no creo que tenga que decir o demostrar o que todo mundo se entere que es puto...

igual y es de los dos bandos...?

Saludos !