lunes, 2 de julio de 2007

Una carta que nunca te entregaré II

El lento pasar del tiempo al que le deje el trabajo de solucionar nuestro amor

Ayer te quise platicar de que le hable a mi compadre, que me invitó al bar y me hubiera gustado haber ido los tres, también le dije que el viernes se podría hacer algo, yo creo que no, porque me dijiste que !voy a salir contigo y mis compañeros de la facultad! y que lo tenías planeado desde la semana pasada, que raro, cuando le hable a Samanta Viuda de Morrison que estaba en el banco y ya que me regreso la llamada, me dijo que muy raramente recibió tu llamada para que disque vernos. En fin
También quise decirte que le hable al Blum y que le dí el pinche cortón bien cabrón porque me llegó el trabajo bien macizo
Son estas cosas a las que me refiero que quiero platicarte pero pues como has hecho una gran maraña de cosas que no quieres saber, pues no te platico nada de eso, y es que tu me has dicho que te caga la madre que hable de mi compadre, o del Blum, claro, como ¿tu eres "Sor Juan"?.
Te quiero desenmasacar y decirte que no es cierto, que esa cita no la tienes planeada desde la semana pasada, que además, te dije que no quiero ni tengo interés en que tú convivas con MIS amigos,preocúpate por los tuyos y deja a los míos en paz, pero ¿sabes queso y las enchiladas? no quiero broncas, ni que me las quites ni que me las pongas, ni hacerlas ni resolverlas, permite al lento tiempo transcurrir y que sea él, quien decida el rumbo que tome nuestro amor, ya le he dejado chambitas de esas y los resultados te pueden poner los pelos de punta, pararte de pestañas e irte pa trás de chichis

1 comentario:

gansipapas dijo...

Que mal pedo que mucha sparejas lleguen a eso... a ver a su pareja como enemigo !, caray ! mejor separense !

Saludos !