domingo, 1 de julio de 2007

Si no fuera porque me duele la cabeza...

Ese es el único motivo que si no, pues estaría bien.
De ai´pal rial, pues no nos hablamos, casi lo necesario, de repente en el carro me lleva su mano hacia su pierna aunque yo se que no es cosa de su agrado, le doy gusto un rato y la quito, pero ya hay pocos temas para hablar, tengo desconfianza, algo que en nuestra relación nunca se había dado, según yo.
Cuando empezamos, yo lo llevé hacia mi casa, es vez para cogernos cariño, de repente escuche que se movió el gel, yo estaba en el otro cuarto terminando de arreglarme, fui a ver que se le ofrecía y me acuso de que lo estaba vigilando, que él no era un cualquiera y no era un ratero, que no era necesario que lo estuviera vigilando, él pensó que le tenía desconfianza, pero no, no fue cierto y nunca se lo pude quitar de la cabeza, fui a ver si se le ofrecía un peine, un poco de perfume, peine principalmente porque pocas cosas había en mi casa en ese tiempo, de a tiro estaba convertido en motelote.
No, nunca le tuve desconfianza, no, solo tres años después que ya lo conozco, desconfío de su edad que no coincide con la madurez, desconfío a totalidad de su capacidad de razonamiento.
Cuando fui más chico, viví siempre a merced de los gritos de mi madre, era y es algo incontrolable, aventar las cazuelas y que mi papá nomas brincaba y se hacía wey, de todos modos le adicionaba un grito hacia mi padre, ahora, no antes sino hasta ahora me doy cuenta que vivo en una casa muy parecida, que si no quiero que sea idéntica copia, pues nomas te callas y haces lo que se te pegue tu puta gana... a espaldas de la persona gritona y "por su pollo", pues sin comentarlo, digo, no siento la suficiente confianza ahora para platicar cosas adicionales a mi trabajo, que dejan sola a mi abuelita sin comer y que el frío y el calor, y sandías no pero duraznos sí, parale de contar.
Cotorreos, andar jotiando un rato, una broma estilo "sonny channel", no, mejor no.
Yo tengo la oportunidad de checarle su cuenta de telcel sin que él se de cuenta, raramente me dió hoy lana para su tarjeta de crédito y me dijo que se lo depositará sin faltar mañana mismo, que necesitaba comprarle tarjeta al teléfono, qué raro, si tiene 100 varos pero para comprar queso solo tiene cuatro pesos, no es la primera que le cacho si de telcel se trata.
A cambio me dio 500 varos para mi tarjeta, seguro y adelanto de no se qué que nunca le cobre.

1 comentario:

gansipapas dijo...

Como le checas su cuenta de telcel vakeroooou, yo que no ando tan metido en esas cosas de los moviles... podrias dicerme como ?...

Saludos !